“Con la excusa de los Juegos Olímpicos de la Juventud, los amigos del poder han hecho muchos negocios”

El periodista Ernesto Rodríguez habló de las “miserias” que dejó el evento porteño



El periodista Ernesto Rodríguez ha iniciado una profunda investigación respecto de lo que dejó la organización de los Juegos Olímpicos de la Juventud en la Ciudad de Buenos Aires en el 2018. El balance, hasta el momento,no es nada positivo.

 

“La idea era dar una mirada general de lo que pasó en los Juegos en los negocios y en la parte deportiva”, explicó el comunicador, respecto de su trabajo, en diálogo con “De Puntín” por Radio ArinfoPlay.

 

En materia deportiva, se explayó: “Hay dos campeones olímpicos, la remera Sol Ordás y el boxeador Brian Arregui ,que quieren abandonar el deporte por falta de apoyo. El Estado argentino les paga 13 mil pesos con dos becas: 8 mil por el ENARD y 5500 por la Agencia del Deporte. Entonces, ella quiere remar en su club y él quiere quiere hacerse profesional porque en una pelea gana más que en todo un año”.

 

En tanto que, sobre los “vacíos económicos” que dejó el evento, señaló: “Hay que preguntarse dónde están los insumos deportivos que se compraron. Las Federaciones no los tienen y encima hay ‘mexicaneadas’. Por Ejemplo, la Federación Argentina de Yachting -que desde Atlanta 96’ aporta una medalla por Juego Olímpico- pidió unos gomones. No solo no se los dieron, sino que la Federación Metropolitana de Remo se los quiere quedar”.

 

“Después está el tema de las familias que se metieron en los créditos por los departamentos de la Villa Olímpica. Eso fue un ‘cazabobos’. Ya entraron siete familias, la primera quiso poner un aire acondicionado porque no hay gas y saltó la térmica de toda la torre. El Comité Olímpico Internacional no habilitaba que hubiera cocinas de gas, entonces directamente no se hizo la conexión. La entrega de los departamentos se retrasó tres meses para hacer el tendido, pero aún no se terminó”, señaló Rodríguez.

 

El periodista, además, denunció: “Lo que se gastó en el barrio triplica lo esperado: costó 520 millones de dólares y el recupero que va a tener el Gobierno de la Ciudad es de 175, la tercera parte. Lo que más duele es que el plan original era generar un complejo de 1400 viviendas -que terminaron siendo 1050- para dárselas a la gente realmente necesitada, pero terminó siendo un plan para la clase media. Con la excusa de los Juegos Olímpicos de la Juventud, los amigos del poder han hecho muchos negocios. Lo que más duele es que eso se hizo con fondos de la comunidad”. 

 

“Al principio decían que se iban a gastar mil millones de pesos, pero se gastó 30 veces más y se sigue gastando porque hay contratos y ajustes que aún se siguen pagando. Hay un préstamos hasta 2026 que en dólares se encareció un 40%”, agregó el titular de “Ephecto Sports” desde los micrófonos de Radio ArinfoPlay.

 

Finalmente, Rodríguez habló de la más reciente consecuencia que dejó este evento: “El predio de Soldati hay que terminarlo si se quiere mudar allí el Cenard. Hace unos días se hizo una licitación de 25 millones de pesos para un centro de control antidoping, pero el laboratorio cuesta 40 millones de dólares. Entonces, lo que se va a armar edificio pequeño, de algunos pisos. Esto es algo muy necesario, pero no es prioridad”.

Escuchá "De Puntín" los martes a las 21 hs. por www.arinfoplay.com.ar

“Se hicieron desastres en nombre del deporte argentino”, finalizó el periodista, sin pelos en la lengua.


 
Comentarios
  • Enviado el 2019-07-16 19:48:27

    Mentirosos! Eso fue una inyección a la juventud para que practiquen deporte!!!

Enviá tu Comentario