El Comedor “El Gomero” de Barrancas de Belgrano, una ayuda para los que menos tienen

Carlos Durañona, creador del espacio, habló de la labor que realizan los vecinos en esta iniciativa que funciona hace ya 17 años



“Me llena el alma poder ser útil para personas que están atravesando situaciones de extrema pobreza o la soledad de estar en la calle. Es muy gratificante. No sé quién se beneficia más: si los que intentamos ayudar o los beneficiarios. Ellos le dan más sentido a nuestras vidas”. Con esas palabras, Carlos Durañona habló de la emoción que le provoca su labor en el comedor “El Gomero” de Barrancas de Belgrano, el espacio que fundó hace ya 17 años para dar de comer y asistir a los que más lo necesitan.

 

Este espacio, ubicado en Zavalía y Juramento - a la altura de la estadio del ferrocarril Retiro-Tigre-, tienen como característica central el hecho de funcionar debajo de un gomero.

 

“Es un árbol gigantesco, que es distinto, único. Nos ha servido de hogar y le hemos puesto número catastral porque es nuestra casa. Allí están las cenizas de dos voluntarias que ya fallecieron”, comentó Durañona al programa “Aquí la 13” en Radio Arinfo.

 

En “El Gomero” se ha conformado una gran comunidad. Desde 2001 a esta parte los voluntarios han visto cómo se formaban parejas y nacían niños. Hoy, concurren 160 chicos a los que ayudan y en los que controlan que la tarea educativa se cumpla. 

 

“Este comedor no es necesario para la gente del barrio, que no es modesto ni humilde. Acá convergen personas del GBA que vienen en búsqueda de algo que no tienen. Son de Villa Celina, Caseros, Pacheco, José C. Paz, José León Suárez,entre otros lugares”, precisó el creador del espacio. 

 

Asimismo, planteó: “Las personas en situación de calle, más que un plato de comida, vienen a buscar afecto, un abrazo. El amor y la solidaridad son un idioma universal. Vienen a sentir que por un rato son personas”. 

 

Durañona también hizo una fuerte denuncia sobre las situaciones que deben atravesar las personas que van al comedor: “Los persiguen, los expulsan de todos lados, sobran en todas partes. Últimamente, eso pasa con mayor intensidad”.

 

“Ellos sufren muchísimo, les da vergüenza su condición, sienten que son objeto de asco. Lo que más les duele es el afecto que perdieron”, lamentó. 

 

“Recién vamos a tener conciencia el día que sintamos la necesidad llenar la Plaza de Mayo para defender la dignidad de esas personas. No creo que aún exista la fuerza para reivindicar a ese sector de la sociedad”, finalizó Durañona desde los micrófonos de Radio Arinfo.



Escuchá "Aquí la 13" los jueves a las 14 hs. por www.arinfo.com.ar


 
Comentarios
  • Enviado el 2019-07-14 19:07:38

    Conosco a Carlos Durañona desde los lejanos años 1963, alla en el Colegio Lujan de Claypole..Hace co 50 años que no nos vemos, pero no me extraña que Carlos hoy este al frente de tan sublime obra. Haganle llegar mis sentido afecto un forticimo abrazo

Enviá tu Comentario