Instituto Wanda Taddei, un ejemplo de lucha contra la violencia de género

Se trata de una ONG que realiza múltiples actividades con el objetivo de empoderar a las mujeres y romper con el silencio




El instituto de políticas de género Wanda Taddei es una ONG sin fines de lucro que realiza diversas actividades para suplir la ausencia del Estado en cuestiones relacionadas a la violencia de género. La entidad trabaja en asesoramiento, acompañamiento y fortalecimiento de víctimas, brinda charlas y talleres, capacita a mujeres para ser acompañantes de víctimas de violencia de género y da herramientas e información para salir del proceso de violencia.

 

“El desconocimiento paraliza. La mujer no conoce los avances en la ley porque está aislada socialmente, familiarmente, no tiene trabajo, no tiene dinero. Hay que capacitar a la gente para que la mujer sepa sus derechos. La mujer, por ejemplo, muchas veces no sabe que el hombre puede ser excluido del hogar aún cuando sea el dueño de la casa”, explicó Julio César Torrada, fundador y presidente de instituto de políticas de género Wanda Taddei, que rinde homenaje en su nombre a la joven prendida fuego y asesinada por Eduardo Vázquez, el ex baterista de la banda Callejeros.

 

Torrada sostuvo que la violencia de género “no es fácil de contar” ya que a las víctimas les cuesta aceptar “que el hombre que eligió, la enamoró, la cautivó, hoy la caga a palos”. Es por eso que la formación y la capacitación es clave para poder abordarlas.

 

“Mucha gente toca de oído, hacen turismo de la violencia de género. Construyen un monumento a la hipocresía: andan con el cartelito en las redes sociales pero después no firman partidas presupuestarias o no construyen refugios. Oo tal vez les pegan a sus parejas. Hay doble discurso, una doble moral”, planteó Torrada en diálogo con “Nada personal” por Radio ArinfoPlay.

 

Para el presidente del instituto “no hay otra forma de trabajar que no sean en red, de forma horizontal” y reveló que en la entidad hacen todo de manera gratuita y no reciben subsidios estatales. Es por eso que ni siquiera tienen sede propia, aunque ya se la han solicitado al gobierno de la provincia de Buenos Aires.

 

El Instituto, además, cuenta con el primer museo fotográfico de femicidios y aborda otras problemáticas como bullying, grooming, trata o abuso infantil.

 

“El objetivo es dar herramientas, empoderar a la mujer”, destacó Torrada y remarcó, además, que la violencia de género se da en todas las clases sociales.

 

En ese marco, llamó a “no comercializar el tema” de la violencia machista: “Hay que abrir el ojo, no naturalizar, no consentir prácticas delictuales. La violencia de género es proceso muy extenso, no es suceso comprimido, se caracteriza por una relación de poder desigual y asimétrica. Se desarrolla en el ámbito privado. Eso permite al violento moldear a la víctima. Primero pega con la lengua y después con la mano, aisla, tiene doble personalidad. El violento no tiene un pelo de zonzo: es manipulador, calculador, estratega”.
 

“Nunca hay que callarse. El mejor amigo del golpeador y del violador es el silencio”, finalizó Torrada desde los micrófonos de Radio ArinfoPlay.

 


Escuchá "Nada personal" los sábados a las 17 horas por www.arinfoplay.com.ar

 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario