La historia de superación del actor Willy Lemos

Tras sufrir abusos por parte de su padre, tomó como ejemplo a su abuela y se convirtió en un reconocido artista. Su mensaje de esperanza




“La carrera es un compromiso. También lo es ser una mejor persona cada día y trabajar”, aseguró el actor Willy Lemos. A los 53 años, acaba de ser premiado con el Cóndor de plata como mejor actor de reparto en la película “Paco”. Sin embargo, no todo fue felicidad en su vida.


“El camino es largo. Cuando tenés dudas o te parece que no va a ser y caés en la tristeza, hay que saber que por aflojar un segundo no pasa nada, pero eso mientras trabajes todos los días con tu alma, con el espejo y sepas que tu verdad siempre va a abrirte las puertas. Cuanto más seas quien sos y lo muestres, eso también abre puertas”, sostuvo el coach, que trabajó con grandes actores argentinos como Susú Pecoraro, Carla Peterson, Celeste Cid y Mike Amigorena.


En diálogo con “Mujeres atrayendo riqueza” por Radio Arinfo, el artista dio detalles de su dura historia personal: “Por circunstancias de la infancia, siempre me llevé muy mal con lo masculino. Tenía un padre golpeador y abusador. Mi hermana está en un psiquiátrico y yo también podría estar ahí o no estar en este mundo. Sin embargo, decidí que refugiándome en mi parte femenina y en lo femenino del mundo, entendido esto como energía y posibilidad, se me mostraba otra cosa”.


Su primer ejemplo en la vida fue su nonna, la madre de su madre, una mujer que vino de italia hablando otro idioma, solo con una máquina de coser y a la cual el marido la dejó con tres hijos muy chiquitos. Solo con tercer grado terminado, esa mujer hizo su casa y pagó las carreras a sus hijos. “Había algo maravilloso en esa mujer que sabía cómo defenderse en la vida”, destacó Lemos.


“Por el abuso, se me complicó el tema de la sexualidad. Me casé primero con una mujer y después con hombre. Ambos me acompañaron en mi carrera. Yo creo que el amor está en el alma y eso a veces está en un cuerpo o en otro. Yo perdí los prejuicios de chico: en vez de quedarme en la queja, en la tristeza o en la víctima, que es lo más fácil, deseché eso y vi que existía una posibilidad de ser feliz y de tener una meta”, planteó quien hoy es uno de los protagonistas de la obra “Dinner”, que se presenta en el Paseo La Plaza.


El actor se definió como “un vendedor” y explicó: “Para vender hay que creer en uno, saber que lo que uno vende es bueno, sano y hace bien. Mientras digas la verdad, todo fluye de manera maravillosa”.


“No hay que ir a un gimnasio ni operarse nada. El cuerpo es el instrumento para estar sano, para crear y para estar presente de la mejor manera.La salud también sale de adentro. Cuando uno se enfoca en su deseo y lo tiene claro, se encienden las luces en el camino sobre los dones que dios o la energía te dio”, concluyó el actor desde los micrófonos de Radio Arinfo.



Escuchá "Mujeres atrayendo riqueza" los martes de 15 a 16 horas por www.arinfo.com.ar

 

 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario