Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

La Cooperativa del Bauen, en peligro de desalojo

La justicia dictó el cumplimiento de la sentencia que restituye el hotel a sus dueños originales. Las fraudulentas negociacionesen tiempos de la dictadura





La Cooperativa del Hotel Bauen funciona desde el año 2003. Este emprendimiento de trabajadores se conformó con el fin de mantener las fuentes de trabajo luego de que los dueños del negocio cerraran sus puertas dos años antes.

A mediados de marzo, los trabajadores recibieron una comunicación judicial a través de la cual se les notificó que la jueza puso en marcha una sentencia del año 2007 por la cual se reconoce a la empresa Mercoteles como la titular de dominio del edificio y se obliga a restituírselo. Debido a esto, la cooperativa cuenta con 30 días para abandonar el inmueble.

“La medida habla de desalojo, es decir, de personas que deben dejar un espacio físico, pero esto proviene de una historia larga y oscura que tiene al estado como actor principal. Los viejos dueños del hotel Bauen consiguieron un préstamo my favorable del ex Banco Nacional de Desarrollo durante la dictadura, porque se venia el Mundial de fútbol. A partir de ese momento comenzó un camino judicial que, 36 años después, nos deja en claro que hubo una intención  deliberada de no pagar ese préstamo y de ‘ensuciar legalmente la cancha’ ya que la empresa Bauen comenzó un litigio con el estado por tasas de interés, plazos, etcétera”, recordó Federico Tonarelli, vicepresidente de la cooperativa Hotel Bauen.

Ese préstamo jamás se pagó y, durante casi tres décadas, el hotel pasó de mano en mano hasta que cerró en 2001. Los dueños originales, integrantes de la familia Iurcovich, realizaron una venta a Mercoteles, una empresa de su mismo grupo. Hoy esta es la que reclama la restitución del edificio.

“Nosotros decimos que hubo un préstamos impago durante 36 años y una venta dudosa debido a al judicialización del préstamo hipotecario”, explicó el también Presidente de la Federación Argentina de Cooperativas.

En ese marco, agregó: “Nosotros queremos discutir la propiedad del inmueble ya que el estado es acreedor mayoritario al no haber cobrado por más de 30 años. El objetivo es llegar a una salida consensuada en una mesa de diálogo, con el estado como actor principal. A partir de ahí, la solución sería distinta. No es lo mismo lidiar con un desalojo de la justicia que con un estado que puede consensuar con la cooperativa cómo se sigue trabajando”.

“Con el estado nacional podríamos buscar un acuerdo de alquiler, de comodato o el otorgamiento de un préstamo para la cooperativa. Con Mercoteles, en cambio, no hay salida”, remarcó Tonarelli en diálogo con “Puente urbano” por Radio Arinfo.

Al ser consultado sobre las denuncias de los abogados de Mercoteles, que aseguran que el hotel hoy no tiene habilitación y que por eso fue clausurado en varias ocasiones, el Vicepresidente de la cooperativa señaló: “La realidad es que hay un litigio por un inmueble y está por verse quien tiene la posesión. Es por eso que nosotros no tenemos la titularización legalizada y así es muy difícil que avance el trámite de habilitación desde lo técnico. Tenemos la normativa en orden que nos permite trabajar, a pesar de que no tenemos el papel que certifique la habilitación”.

“Mercoteles es una empresa que no registra actividad. Fue inscripta en junio de 2001 con un capital mínimo y, a los pocos días, realizó la compra del hotel en 1.600.000 pesos. Ellos dicen que quieren absorber a los trabajadores y gestionar el hotel, pero los que pusieron al Bauen dentro del marco de la gastronomía y de la hotelería fueron los trabajadores cuando constituyeron la cooperativa”, dijo Tonarelli.

El trabajador del Bauen anticipó que “abril será un mes difícil” ya que entre el 18 y el 20 vence la fecha del edicto que ordena el desalojo. “Ese día nos notificarán de que no cumplimos con el plazo y luego recurrirían a la fuerza pública. Queremos tener un marco para sentarnos a hablar con Mercoteles y el estado nacional, junto a la jueza”, expresó desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Es por eso que los integrantes de la cooperativa realizarán actividades de carácter cultural, informativo y social para dar a conocer la situación: “Queremos evitar algo irracional, como la policía y la justicia intentando desalojar un hotel donde hay turistas y comensales. Sería una locura. Sabemos que la jueza no tiene pensada acciones de este tipo, pero queremos evitar todas las posibilidades de que ocurra”.

“Abandonar el Bauen tiene varias consecuencias. En primer lugar, la pérdida de los puestos de trabajo, algo que sería un golpe durísimo porque nosotros vivimos del hotel. En segundo lugar, somos la única garantía de que el estado pueda cobrarse su deuda. Finalmente, la economía solidaria y los sectores populares perderían un espacio muy importante. La cooperativa Bauen se convirtió en un ícono y sería un golpe para todo el cooperativismo”, concluyó.



 Escuchá "Puente urbano" de lunes a viernes de 8 a 10 horas por www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario