Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

Cómo recuperar los hábitos alimenticios tras las fiestas

Una nutricionista asesora respecto a cómo dejar atrás los “atracones” de una manera saludable





Navidad y Año Nuevo son momentos de encuentro con familia y amigos, pero también ocasiones para disfrutar de ricas y abundantes comidas. Usualmente, en esos eventos se producen los ya famosos “atracones” que luego generan culpas y kilos difíciles de bajar.

“En materia de comida, los que se pasaron de lo habitual durante las Fiestas deben tratar de volver a comer con moderación, pero siempre combinando un poco de todo. Hay que aprovechar que es verano y que hay más frutas frescas y verduras”, aconsejó la nutricionista Mercedes Furlong en diálogo con “No va más” por Radio Arinfo.

Asimismo, añadió: “Tenemos que comer cosas livianas. Las verduras no deben ser solo en ensalada, sino que también pueden estar cocidas y acompañadas por alguna proteína como pollo o carne de poca grasa. También podemos combinarlas con harinas, como arroz o fideos”.

“Se recomienda siempre que la mitad del plato sea de vegetales, de cualquier tipo o color, y de cualquier forma, cruda o cocida”, recalcó.

Más allá de la comida, Furlong también dio cuenta de la importancia de tomar líquidos: “Tenemos que recordar mantenernos hidratados por el calor, que puede afectar al estómago. Eso nos ayuda a sentirnos a mejor y a digerir en mejores condiciones todo eso con lo que nos pasamos”.

“Como generalidad, se recomienda tomar dos litros de agua. Incluso pueden ser más, dependiendo de la contextura de la persona. Hay que tener en cuenta que las personas mayores van perdiendo el reflejo de la sed, por lo cual deben tomar agua aunque no la sientan. En esos casos, cuando se tiene sed es porque ya hay un principio de deshidratación”, aclaró.

La nutricionista explicó desde los micrófonos de Radio Arinfo que también se pueden tomar gaseosas light las cuales, por su contenido de gas, dan sensación de hinchazón y ‘engañan’ al estómago para bajar la cantidad de comida.

“Lo que comemos habitualmente en las fiestas es de un clima de invierno. Son comidas pesadas, con mucha grasa, hay mucho alcohol y dulces. Una opción más fresca sería ideal, pero comer es una cuestión social y las fiestas también lo son. Es por eso que es muy difícil cambiar el menú que se come en esas ocasiones, es algo cultural”, concluyó.



Escuchá "No va más" los jueves de 19 a 20 hs. por www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter: www.twitter.com/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario