Aldo Ferrer: “La inclusión social es una condición necesaria del desarrollo”

El economista dio cuenta de las claves para generar un modelo sustentable de crecimiento





El economista Aldo Ferrer suele destacar la importancia de “Vivir con lo nuestro”. Es una frase que suele presentar ciertas dudas respecto a las formas de aplicación y de concreción en la realidad nacional.

“La idea es que un país debe basarse en sus propios recursos, mantener la deuda en límites manejables, mantener el control de su política económica y ejercer su soberanía, algo que es esencial en este mundo globalizado donde hay fuertes intereses transnacionales por parte de los intereses financieros especulativos que pueden cooptar la situación de un país y llevarlo a situación extremadamente críticas, como en el 2001”, planteó Ferrer respecto a las claves para lograr un desarrollo sustentable.

En ese sentido, aseguró que esos factores ya han sido aplicados en los casos de éxito que hoy se pueden ver en el escenario internacional. En ese sentido, ejemplificó: “Como las naciones emergentes de Asia, que han salido del atrasado en períodos breves. Ellas transformaron la estructura productiva e incorporaron al tejido a las industrias de frontera y a las tecnologías de la comunicación. Con esa transformación lograron insertarse al sistema internacional como países de fuerte dinamismo, que tienen  control de su propia realidad. Por el contrario, los que se basan en la dependencia de la producción primaria, no logran zafar del atraso porque debilitan su desarrollo industrial”.

“El rumbo que Argentina tomó a la salida de la crisis le permitió recuperar soberanía, pero ahora se plantean problemas de sustentabilidad a largo plazo de un modelo de condiciones económicas, sociales y políticas para un proceso de transformación. Ese es un desafío de todos los días”, afirmó Ferrer en diálogo con “Ríos de tinta” por Radio Arinfo.

El economista también analizó la incidencia de la confrontación política existente en la actualidad en un posible planeamiento económico de desarrollo: “En una sociedad pluralista se convive con las tensiones y conflictos que son inherentes al proceso de transformación. El problema son las reglas de juego a través de las cuales se resuelven. Durante años no las tuvimos y por eso caímos en golpes de estado y en situaciones dramáticas. Desde la vuelta la democracia se consolidaron paso a paso esas reglas que permiten operar con un sistema de división de poderes”

“Un mundo sin conflicto es inconcebible, el tema es cómo cada sociedad los arbitra. La clave es mejorar la calidad de la democracia y movilizar los consensos necesarios para impulsar una política de transformación, de justicia social, de desarrollo de las economías regionales, de apoyo a las industrias de vanguardia y de todo lo que haga a la formación de una economía moderna en el mundo contemporáneo”, añadió.

En el marco del escenario actual, Ferrer aseguró que cuentas nacionales “están en orden”, pero que siempre está “el riesgo de los desvíos”.

“Por ejemplo, asignar muchos recursos a subsidios puede implicar un gasto que se podría aplicar a cosas como asistencia social. Eso puede generar desequilibrio en finanzas públicas que no es conveniente”, alertó y señaló que, al no tener vía de escape  a través del crédito internacional y al estar obligados a vivir con recursos propios, “Hay que usar los recursos de la mejor manera posible y mejorar la calidad del gasto”.

Asimismo, indicó que el equilibrio se puede lograr a través de “mantener un superávit en los pagos internacionales que aumente reservas del BCRA y que confiera un grado de autonomía en el manejo de las relaciones del país”.

En declaraciones a Radio Arinfo, Ferrer también dio cuenta de uno de los mayores desafíos de la realidad económica actual: “En el pasado, una de las manifestaciones de la incertidumbre por la crisis y la inflación fue la fuga de capitales. Eso significó un obstáculo al desarrollo. En los 90’, además, a eso se le sumaba el aumento de la deuda. Ahora, la plata que salió en los últimos años es, fruto del superávit comercial del país, por lo tanto no hubo aumento de deuda, sino lo contrario. De todas maneras, si esos recursos se pudieran reciclar en el circuito productivo, darían chance de aumentar inversión y crecimiento. El de la fuga de capitales es un problema histórico y endémico a resolver”.

Finalmente, hizo referencia a la importancia de lo social en sus recetas para crear un modelo de sustentabilidad económica: “La inclusión social no solo es el objetivo del desarrollo, sino que es una condición necesaria. Hay factores clave como el bienestar, el empleo y la innovación. Las sociedades fracturadas, en que pocos tienen todo y muchos no tienen nada, son, por definición, incapaces de crecer y de construir proyectos conjuntos”.

“Además, hay que tener liderazgos, empresarios, técnicos y políticos que acumulen poder para ampliar la frontera del desarrollo y no que sean comisionistas de intereses institucionales. Después, hay que tener condiciones de estabilidad institucional  y democrática. Por último, hay que tener pensamiento crítico. En la historia, hemos tenido falencias muy grandes en estos campos, pero hoy estamos en una situación distinta porque en los últimos tiempos ha habido avances, igual queda mucho por hacer”, concluyó.
 



Escuchá "Ríos de tinta" los sábados de 10 a 13 hs. por www.arinfo.com.ar 

S
eguinos en Twitter: www.twitter.com/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario