Relojes de la Ciudad de Buenos Aires: cuántos son y cómo se cuidan

Javier Terenti, Jefe de Relojería del Gobierno de la Ciudad, dio detalles de su trabajo



Javier Terenti es el Jefe de Relojería del Gobierno de la Ciudad y tiene a su cargo unos 60 relojes distribuidos en toda la Ciudad de Buenos Aires, tanto de los mecánicos como de los solares (electrónicos).

 

Es técnico en electrónica y aprendió con el antiguo relojero de la Ciudad, Carlos Caserta. “Heredé de él el oficio”, contó al programa “Urbanos” en Radio Arinfo.

 

“Hoy hay muy poca gente que se dedique a esto, menos a los relojes monumentales o de torre”, comentó Terenti, y destacó que, en la actualidad, “se están recuperando los espacios públicos y se hace recuperación de patrimonio”. “Hay muchos edificios con relojes que se ponen en valor. Es bueno recuperar la historia”, consideró.

 

Entre los relojes más representativos de la Ciudad, Terenti incluyó al de la ex Torre de los Ingleses en Retiro, que es de 1914, todo mecánico y original de su época. En el Ecoparque dijo que hay una máquina francesa que es una de las primeras del ámbito porteño.

 

“Todos los relojes tiene sus problemas, su grados de complejidad y sus mañas. Muchas veces hay que desarmarlos por el estado de abandono. Hay que mantener la maquinaria limpia por el polvillo, las palomas o las tormentas. Los vientos fuertes, las lluvias y los rayos castigan a los relojes y hay que mantenerlos constantemente con lubricación y limpieza”, señaló.

 

Hoy, el equipo de Relojería de la Ciudad tiene a su cargo máquinas de todo tipo y tamaño. Incluso, algunos de mesa. Hay de procedencias diversas como Inglaterra o Francia, y algunos que tienen más de cien años.

 

El de la casa de la Cultura, la ex Prensa, es una máquina francesa que está en funcionamiento. A ese y a otros van todas las semanas a darle cuerda.

 

“Lo bueno es recuperar la historia de la Ciudad”, planteó.

 

Entre los próximos proyectos está el reloj de la Usina del Arte, que es de 1925 y que hace 50 años dejó de funcionar. Lo adecuarán para ponerle una nueva maquinaria. También está el del Edificio Canale (ambos son relojes mecánicos). 

 

“Se está tratando de recuperar este patrimonio histórico, poniendo los relojes en marcha. Estamos poniendo la fuerza y la mano de obra para que los relojes vuelvan a  funcionar. Son parte de un edificio y que estén muertos es feo. Está bueno que se tome como valor el propio reloj, no solo el edificio”, finalizó Terenti desde los micrófonos de Radio Arinfo. 

Escuchá “Urbanos” los viernes de 19 a 20 hs. por www.arinfo.com.ar


 
Comentarios
Enviá tu Comentario