Echesortu, un barrio fantasma que está más vivo que nunca en Rosario

El arquitecto Roberto Trapé dio detalles de esta zona que nació en la periferia pero que hoy es “meridional y aspiracional”



Hace algunos años, el arquitecto Roberto Trapé creó un grupo de Facebook (Pueblo Echesortu) para reunir a vecinos del barrio Echesortu de Rosario.

 

“Es una experiencia mágica. Me convertí en un gestor cultural, comencé a hablar de arquitectura, a recorrer el barrio, a recolectar cosas viejas y alenté a la gente a buscar fotos viejas… La idea era armar el rompecabezas de la historia del barrio a través de la mirada de la gente”, contó Trapé al programa “Urbanos” en Radio Arinfo sobre este espacio virtual.

 

El grupo de Facebook comenzó con el tema de la arquitectura pero terminó siendo un lugar de encuentro para hablar del barrio, sin banderas políticas, violencia ni publicidades.

 

“Catastralmente dejó de existir hace 70 años. Se fusionó con otros cuatro y se los llamó Remedios de Escalada de San Martín. Sin embargo, está más vivo que nunca: la gente por resistencia emotiva denomina a  toda la zona como Echesortu”, destacó el vecino.

 

A la hora de hablar de la historia, comentó: “El barrio comienza siendo periferia de Rosario en 1880. La ciudad recibió un aluvión de gente producto de la inmigración y creció hacia el Oeste. Ciro Echesortu compró tierras, instaló un tramway a caballo y luego electrico, y dio facilidades para venta de los lotes. Luego, el barrio terminó siendo meridional y de gran importancia cultural”.

 

El barrio está rodeado por la terminal de ómnibus (que en 1930 era una estación de trenes) y hay un viaducto. Sus límites son las calles Pellegrini, las vías, la calle Francia y la calle Córdoba.

 

“Es un barrio plano con una plaza y varias plazoletas, tiene excelentes servicios, buenos colegios y clubes. Representa a la clase media gringa que llegó a mediados del siglo pasado y se instaló con sus casas chorizo. No hay focos de pobreza ni de riqueza, sino que es un lugar aspiracional: mucha gente de otros lugares quiere vivir acá”, agregó Trapé.

 

El arquitecto lamentó que muchas casas bajas estén siendo reemplazadas por torres producto de la inversión inmobiliaria: “Así se va homogeneizando la ciudad y se va perdiendo carácter, lugares de pertenencia. Tendríamos que defender la arquitectura más representativa, el patrimonio cultural del barrio”.

 

“Uno no ama lo que no conoce. Con este rinconcito que es el grupo de Facebook hacemos conocer la historia del barrio para que la identidad y la pertenencia se vean reforzadas”, finalizó Trapé desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Escuchá “Urbanos” los viernes de 19 a 20 hs. por www.arinfo.com.ar


 
Comentarios
Enviá tu Comentario
 

Escuchá el audio

Urbanos