CIENCIA vs. cuadernos voladores.

Dos lados de una misma moneda...la parte esencial de una Argentina que trabaja en silencio y que nos rescata de la mediocridad.




Eduardo Galeano, escribió en el libro de los abrazos......
DIEGO, no conocía la mar. El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla.
Viajaron al sur.
Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando.
Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después de mucho caminar, la mar estalló ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad de la mar, y tanto su fulgor, que el niño quedó mudo de hermosura.
Y cuando por fin consiguió hablar, tartamudeando, pidió a su padre:
- ¡Ayúdame a mirar!

Y yo pienso....siiii...es eso lo que necesito… Ayuda, para poder comprender tanta desmesura en la que vivimos, mientras los cuadernos vuelan de un lugar a otro…y como catarata aparecen en los celulares memes del tipo..."Se busca chofer para político, único requisito no saber escribir"... o en ocasiones la burla va dirigida a la minuciosidad del autor de las anotaciones, diciendo:
- estos dos millones de pesos son para ******
- y estos 700 pesos son para comprar cuadernos Gloria...
Algunos se dedicaron a dibujar momentos referentes al florecimiento de las fortunas personales de los distintos personajes de turno.
Mientras tanto el éxodo… quién hubiese imaginado, que el sueño de San Martín, de Bolívar (hace 196 años) de una América unida se truncara por la codicia de quienes gobiernan.
En un matutino se decía, “Huir como sea de Venezuela: un viaje de 8000 km a pie hasta la Argentina… la meta llegar a Buenos Aires”. Es que refugiarse es el único camino.
Citando los números de la Agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, 1,5 millones de venezolanos se fueron del país desde 2014. Es la cuarta cifra más alta del mundo, detrás de afganos, sirios e iraquíes, que escapan de guerras intestinas. Los venezolanos que poseen reservas de petróleo, escapan de una crisis producto del desarreglo político económico.
Ese torrente de venezolanos, que en algunos casos vienen con capital mental y económico pero en otros casos llegan más jóvenes, vulnerables y sin recursos. Como ese grupo de jóvenes que planean llegar caminando y haciendo dedo a la Argentina.
Mientras uno de ellos le comunica a su interlocutor a modo de justificación: "Es que ahorita en Venezuela el que come arroz con huevo es rey"…

Como contracara de ésta hermosa Argentina tuve el agrado de conocer la labor que desarrolla la 4
Allí su Director Ejecutivo Lic. Arturo Prins detalló la visión de nuestro Premio Nobel César Milstein sobre concientizar al ciudadano común en el apoyo a la investigación del cáncer y de cómo les hizo conocer la más grande estructura de recaudación de fondos de Gran Bretaña: la Cancer Research Campaign.
En 1992 la fundación lanzó una campaña para recaudar fondos para combatir el cáncer y en 1999, le informaron a Milstein como muchos argentinos proporcionaron donaciones mensuales para apoyar a cuatro grupos científicos y la financiación de las primeras patentes. Fruto de ésto en el 2001, Estados Unidos compro la licencia de un anticuerpo monoclonal, patentado, creado por el equipo del doctor Mordoh, patente que actualmente genera divisas para el país. Y todo ésto gracias a la ayuda de los pequeños donantes…. Como también al trabajo de todos los que se ocupan en la Fundación Sales de sostener la labor de los científicos.

La Fundación Sales lleva 42 años ayudando a producir conocimientos, de estar del otro lado, ese que es invisible a los ojos pero que día a día se construye con el corazón…


 
Comentarios
Enviá tu Comentario