“Los sentidos”, una película sobre la particular vida de Olacapato

El director Marcelo Burd habló del film que muestra a los habitantes del pueblo más alto de la Argentina



“Los sentidos” es el nombre de la película dirigida por Marcelo Burd, que se estrenó el 7 de diciembre y que se centra en la vida de los habitantes de Olacapato, un pueblito ubicado en la frontera entre las provincias de Salta y Jujuy.

El director tenía interés en hacer una película en la región de la puna salteña. Para eso recorrió pueblos de la zona y llegó a Olacapato. La única referencia que tenía era del lugar es que es el pueblo más alto de la Argentina, a 4600 metros.

Burd llegó a la escuela y se entrevistó con el director, que le mostró el funcionamiento del establecimiento educativo. “Me pareció extraordinario lo que vi. En un aula había chicos de 4to. y 5to. grado que estaban haciendo un programa de radio que transmitían a los pobladores locales a través de una FM, en otra estaban los de 6to. y 7mo. editando videos que ellos mismos habían registrado con imágenes fijas. También había una sala con telescopios profesionales para mirar el cielo de la zona, que es impresionante. La escuela tiene orientación en astronomía, de hecho. Hablé con el director y con el maestro y dije: ‘Acá está la película’”, contó el director al programa “Bragatíssimo” en Radio Arinfo.

En “Los sentidos”, el criterio de puesta de cámara hace un acompañamiento de los personajes, de los protagonistas, en sus propias situaciones. Entre ellos se cuentan sus deseos y sus problemáticas. “Parece una película de ficción, pero simplemente hacemos registro de espacio-tiempo de escenas cotidianas. No se actúa para la cámara”, explicó el realizador.

Olacapato es un pueblo sin autoridad, sin intendente. Depende de San Antonio de los Cobres, que está bastantante lejos. Hay un micro que pasa una vez por semana para ir a otros pueblos o a Salta. Ante una urgencia, no se sabe cuándo viene la ambulancia. Si a la antena de celular le cae un rayo, algo que es habitual por las tormentas, pueden quedarse son comunicación por meses.

“Hay dos empresas. Una de extracción de Borato, donde trabaja la mayoría de los padres de los chicos. También hay una multinacional que extrae litio. Es una relación compleja, les dan cierto tipo de ayuda: que funcionan como dádivas porque el negocio que tienen a futuro es impresionante. La mayoría de las personas prefiere no tener problemas con las mineras”, planteó Burd.

En la película también se aborda el tema de la identidad. Los habitantes de Olacapato no provienen de una comunidad concreta o de un pueblo originario específico, sino de un conjunto de varios pueblos. “Se reconocen como coyas del quehuar, que es un volcán de la zona”, recalcó el director.

Finalmente, Burd sostuvo desde los micrófonos de Radio Arinfo que se siente “un mediador entre la comunidad, sus problemáticas y el público”.

Escuchá "Bragatissimo" los sábados de 15 a 16 hs. por www.arinfo.com.ar


 
Comentarios
Enviá tu Comentario
 

Escuchá el audio

Bragatissimo

Informativo de Espectáculo