Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

Betiana Blum encarna a Shirley Valentine en una obra inolvidable

La prestigiosa actriz habló de la pieza que cuenta la historia de una ama de casa que habla de su vida con la pared y que así logra la liberación



La reconocida actriz Betiana Blum protagoniza “Yo amo a Shirley Valentine”, una obra de Willy Russell que cuenta la historia de una ama de casa que cuenta sus penurias y hace un viaje de descubrimiento mientras habla con la pared.

“Que la protagonista sea una ama de casa es una elección que hizo el autor para que el personaje pueda tener un lenguaje directo, sin edulcorar y honesto. Esto es lo que causa resonancia en el espectador. La gente se ríe mucho todo el tiempo”, dijo Blum al programa “Bragatíssimo” en Radio Arinfo.

“Yo amo a Shirley Valentine” es una obra que aborda un tema tan importante como la búsqueda de la felicidad y el aprender a amarse y a valorarse uno mismo.

“Trata de no caer en un lenguaje filosófico, psicológico o metafísico. Ahí se logra el golpe de la obra: el tema se desarrolla a través de cosas muy sencillas, muy directas y muy graciosas”, destacó la actriz.

En la obra, Shirley está tan sola que habla con la pared hace años. Sus hijos están grandes, ya se fueron de la casa y ella quedó sola con un marido que le pide tener la comida lista todos los días a la misma hora. Vive una vida muy seca y siente que quedó atrapada detrás de la pared.

“La metáfora es que hay una vida detrás de la pared. La pared son nuestros prejuicios, nuestros miedos, todo lo que nos separa de hacer eso que deseamos de verdad. Nos desacostumbramos a preguntar qué quiere nuestra alma y qué deseamos, pero los únicos que podemos salir de ahí somos nosotros”, sostuvo Blum.

La obra se desarrolla en tres cuadros y dos actos con un solo personaje. El espectador acompaña a Shirley y a todo lo que ella va transcurriendo hasta llegar a una comprensión distinta de la vida. “Es un viaje de alegría y de liberación maravilloso. Más o menos como cuando Rocky gana la pelea”, bromeó la protagonista, a quien le toca recrear a otros personajes y hacer que estén vivos sobre el escenario.

“Es un trabajo bastante amplio. Shirley es un personaje tan dulce, tan honesto y tan verdadero. Con todo lo que va comunicando, la gente va comprendiendo muchas cosas de su propia vida. Es una obra para la liberación de la mente del ser humano: para salir de la cárcel de lo que podemos, de lo que no podemos, de lo que nos permiten y animarnos a conocernos, a preguntarnos qué deseamos y a darnos cuenta de que depende de nosotros realizarlo”, recalcó. Blum y agregó: “Se trata de aceptarse uno, valorarse uno y amarse uno. Es una asignatura pendiente de mucha gente. Nos tratamos mal, nos juzgamos, mal y nos exigimos. No nos damos cuenta de que nosotros nos damos esa vida”.

Uno de lo tramos más especiales de la pieza es cuando por fin Shirley toca fondo, realiza su sueño. En ese momento, es clave entender qué le pasa con eso.

“Es una obra inolvidable. Una vez que la gente la ve, algo queda como una semillita. Se transmite algo muy importante”, finalizó Blum desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Escuchá "Bragatissimo" los sábados de 15 a 16 hs. por www.arinfo.com.ar


 
Comentarios
Enviá tu Comentario