Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

La historia del Centro Educativo Isauro Arancibia

La coordinadora Susana Reyes recordó los comienzos y repasó la actualidad de este espacio que recibe a jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad social




En 1998 se creó el Centro Educativo Isauro Arancibia, un espacio para adultos que quisieran termina la escuela primaria. Aunque no tenía edificio propio, los maestros salían a otros espacios a impartir clases.


Unas de las primeras en recibir clases fueron las trabajadoras sexuales de AMMAR en la sede de la CTA. Ellas fueron las que les dijeron a sus docentes que en la zona había muchos jóvenes en situación de calle que no sabían leer ni escribir. Fueron a buscarlos y ellos comenzaron a ir con sus hijos, por lo que debieron abrir un jardín maternal.


Así, el Isauro Arancibia se convirtió en una escuela de jornada extendida a la que los chicos van por ser un espacio inclusivo. La institución tiene jardín, primaria común, secundaría, talleres de oficio y arte (panadería, costura, bicicletería, revista, radio, entre otros). En ese ámbito nacieron diversos emprendimientos productivos de economía social que hoy dan trabajo a familias.


“El Centro abarca muchas necesidades de jóvenes que duermen en la vereda y que están estigmatizados como peligrosos y chorros. Ellos tienen todos sus derechos vulnerados y se levantan a dormir de la calle y vienen a la escuela a estudiar”, destacó Susana Reyes, educadora popular, alfabetizadora y coordinadora del Centro Educativo Isauro Arancibia.


En diálogo con “Radio Casona” por Radio Arinfo, Reyes contó que el espacio cuenta con unos 50 trabajadores. Sin embargo, señaló: “Los chicos son nuestros maestros,ellos nos hacen mejores. Elegiríamos mil veces seguir trabajando en esta escuela”.


En los últimos meses, el Centro perdió la articulación con otros organismos, como el Sedronar o ministerios, que permitían ayudar en otros aspectos a los alumnos. “Están más a la deriva, más desamparados”, lamentó la coordinadora.


En esa línea, planteó: “La escuela tienen mucha pertenencia, se forjó en la lucha. Vivimos defendiendo el proyecto o el edificio. En 2008 quisieron deshacer el proyecto educativo, luego pedimos que no tiren abajo el edificio por el Metrobus. Pero en esas luchas se enseña, los chicos aprenden ciudadanía, derechos y cómo defenderlos. Los obstáculos sirven para crecer como escuela y para enseñar más. Los chicos y chicas van todo el tiempo a la Legislatura a defender a su escuela”.


“Acá ellos encuentran una mirada amorosa, se les potencian sus posibilidades y sus sueños. No vienen solo a terminar la primaria o la secundaria, sino a pensar un proyecto de vida distinto”, recalcó Reyes y celebró que, aunque en los primeros años solo se enfocaban en que los alumnos terminaran la secundaria, hoy muchos de ellos ya piensan en la universidad.


Finalmente, la coordinadora contó que, tras 18 años de labor, los hijos de aquellos primeros alumnos están en la secundaria y los fines de semana van a ayudar al Isauro. “Eso es maravilloso. Nuestros pibes no pudieron ir al jardín, pero sí mandaron a sus hijos. Ellos les dan a la educación un lugar muy importante y todos siguen estudiando”, concluyó desde los micrófonos de Radio Arinfo.




Escuchá "Radio Casona" los miércoles de 18 a 19 hs. por www.arinfo.com.ar   


Seguinos en Twitter:  
https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario