Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

“A Pocho Lepratti no lo mataron, lo multiplicaron”

Manuel López habló del legado del militante asesinado en Rosario durante la represión del 2001




El 19 de diciembre de 2001, Claudio “Pocho” Lepratti fue asesinado por un policía durante la represión en medio del “Argentinazo”. El militante social murió gritando que no disparen hacia la escuela en la que trabajaba, ya que adentro había chicos comiendo.


“En el 2001 se veía la situación complicada. “Pocho” fue llamado por una organización que lo había becado para ir a un encuentro en córdoba en diciembre, pero decidió quedarse en Rosario. Por ese entonces había mucha policía, la bronca saltaba en cada momento”, recordó Manuel López. uno de los jóvenes que acompañaba a Lepratti por aquellos tiempos.


Sobre las circunstancias de la muerte de “Pocho”, repasó: “En diciembre de 2001, Rosario se alzó con saqueos porque la ayuda del Estado no llegaba. Fue terrible. Prometieron que iban a mandar alimentos tal día, pero la ayuda no llegó nunca y llegó la policía a reprimir. Eso enardeció a la gente”.


“´Pocho’ estaba dando de comer en Las Flores, en una escuela. Un policía se bajó, apuntó a la escuela y lo asesinó”, contó Manuel al programa “La columna vertebral” en Radio Arinfo y agregó: “La pérdida de “Pocho” en una situación tan injusta, fue tremenda”.


La familia del militante social decidió dejar su casa en la villa para hacer reuniones, talleres y actividades, para seguir congregando a los niños y los jóvenes del barrio. Ese grupo, denominado “La vagancia”, se empezó a consolidar.


“Si bien perdimos a “Pocho”, lo recuperamos de otra manera. A “Pocho” no lo mataron, lo multiplicaron. Es un concepto que viene de una cuestión religiosa y de militancia. De las Madres y las Abuelas aprendimos que de las situaciones de dolor pueden sembrar algún tipo de alegría. Así hoy tenemos el Bodegón Cultural La casa de Pocho en Ludueña”, destacó Manuel.  


El joven recordó que Lepratti quiso tener los hábitos, pero la iglesia no se lo permitió. Desde “La vagancia” también estuvieron dentro de la institución religiosa pero se retiraron. “Toda institución te quiere poner en un lugar donde no molestes, pero la vida encuentra cauces por otros lados”, explicó desde los micrófonos de Radio Arinfo.


Finalmente, Manuel habló sobre la condición de ‘laburante’ de Lepratti: “A él lo mataron en su lugar de trabajo. Él iba a trabajar en bicicleta. Nosotro estamos de este lado, somos trabajadores. “Pocho” eso lo trabajaba continuamente: tenía su aspecto religioso y militante, pero también de trabajador. No trabajaba para el Estado asesino, trabajaba para la madre, el padre y el niño que venía a la escuela”.

 


Escuchá "La columna vertebral" los lunes de 21 a 23 hs. por www.arinfo.com.ar  

Seguinos en Twitter: www.twitter.com/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario