La gastronomía holandesa tiene su lugar en Villa Gesell

Una familia retoma lo mejor de la pastelería y las comidas del país europeo en la costa argentina




En 1954 nación la primera casa de té en Villa Gesell. Se llamaba “Pastelería holandesa” y los dueños eran un matrimonio: él era holandés y ella austríaca. Él era fabricante de sombreros en Buenos Aires, pero se fueron a veranear a la Costa, se enamoraron del lugar y se quedaron.

Empezaron haciendo cookies en el horno de su casa y saliendo a venderlas. Después, abieron una casa de té con techo de paja y piso de conchilla, muy tradicional. Su especialidad eran las tortas.

En la década del 2000, Inés contactó a la dueña de aquella casa de té que ya había cerrado. El emprendimiento se reinició con las mismas cookies y tortas similares. “Retomamos la tradición de la pastelería holandesa”, contó la dueña al programa “La hora naranja” en Radio Arinfo.

Con el tiempo, le agregaron gastronomía típica de Holanda y otros países de Europa, y cervecería artesanal. El lugar dejó de ser una pastelería solamente y pasó a ser el Bar “La holandesa”.

Actualmente, la temporada está “a full” en Villa Gesell. También abren el bar en invierno y tienen una sucursal en Mar Azul.

“Me enamoré y quiero volver”, dijo Inés sobre su reciente viaje a Holanda desde los micrófonos de Radio Arinfo.
 


 Escuchá "La hora naranja" los miércoles de 15 a 16 horas por www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario