Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

El Museo del Whisky, una joya mundial que queda en Belgrano

Su titular, Miguel Angel Reigosa, habla de cómo llegó a tener la colección independiente más grande del mundo y critica a los gobernantes por la falta de apoyo




A los 14 años, Miguel Ángel Reigosa comenzó a coleccionar botellas de whisky. Tras heredar de su padre la pasión por esa bebida, desarrolló el sueño de tener un museo dedicado a ella y lo cumplió.


Hoy, el Museo del Whisky, ubicado en el barrio de Belgrano, tiene la colección independiente más grande del mundo y es el segundo museo que abrió sus puertas, después del de Edimburgo, en Escocia.


Reigosa le dedicó toda su vida al whisky y, con su trabajo independiente, llegó a tener 2950 botellas. El museo de Edimburgo, que pertenece a una empresa multinacional, cuenta con 3383. El objetivo del espacio argentino es superarlo en un año.


Inventando por irlandeses, el whisky es una bebida que mejoraron los escoceses. Aunque se usaba como medicina en una época, tuvo un auge muy grande en los últimos 30 años y pasó a ser el primer destilado del mundo.


“En Argentina hay dos tipos de tomadores de whisky: el que realmente lo ama y sabe reconocer la calidad, y el que compra marketing, que es lo que venden las multinacionales. Estos últimos no acceden a los mejores productos y, por el mismo precio, se puede comprar el doble de cantidad de productos de altísima calidad”, comentó al programa “Aquí la 13” en Radio Arinfo Reigosa, quien es el único integrante del Cono Sur de una red de 42 coleccionistas de diferentes países que intercambian y venden botellas.


La botella más vieja que tiene el museo de Belgrano es un bourbon de 1830, que es la única que queda en el mundo. También hay muchas en extinción, como la del vuelo inaugural transatlántico del Concord y una hecha en oro y plata. También hay colecciones completas de contenedores de whiskys especiales, basados en la figura de Elvis Presley, en autos de todas las marcas y en teléfonos, entre otros.


“Los escoceses, cuando viajo dos veces por año, me dicen que lo que hice yo es como si ellos hubieran hecho un museo del mate, les parece muy loco”, reveló Reigosa y contó que su espacio es muy reconocido a nivel internacional, por lo que cuenta con el apoyo de empresas locales y multinacionales.


Alojado en una casona de 1913, el Museo del Whisky está próximo a agrandarse con el anexo de una casa lindera. El espacio cuenta con 4100 asociados y es de entrada libre y gratuita para el público en general. “Lo hacemos por amor al whisky”, recalcó su titular.


Sin embargo, este lugar tan importante y llevado adelante con tanto esfuerzo no cuenta con el reconocimiento de las autoridades. Reigosa, quien es ex combatiente de Malvinas, dijo “amar al país” y sentirse “desilusionado” por la falta de apoyo.

.

“Esto lo hice sin ayuda de nadie, de ningún partido político. Los gobiernos de turno no tienen noción de lo que tenemos en Buenos Aires: nos conocen en todo el mundo, salen notas en todos los idiomas, en 86 países. Yo ya no espero ayuda, porque nunca me la han dado. Vinieron unos empresarios que quieren llevar la colección a Uruguay y yo podría salvarme si la vendo. La clase política no valora este espacio”, finalizó desde los micrófonos de Radio Arinfo.


Más información: el Museo del Whisky está en Monroe 3982, Belgrano, y cuenta con una barra que ofrece más de 300 marcas.


 

  Escuchá "Aquí la 13" los jueves de 14 a 15 hs. por www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario