Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

San Cayetano: Por qué es el patrono del pan y del trabajo

Un cura explica los fundamentos de la devoción que genera este santo en la Argentina




Como todo 7 de agosto, miles de fieles se congregaron en las iglesias de San Cayetano de la Ciudad de Buenos Aires para pedir y agradecer al patrono del pan y del trabajo.


En la parroquia del barrio de Belgrano se cortó la calle Vidal, entre La Pampa y José Hernández. Hubo un escenario con un altar en la que se colocó la imagen del santo y de la virgen para las misas. También se hicieron procesiones, bendiciones y confesiones.


“Se trata de alimentar y renovar nuestra fe. El trabajo es algo muy vital para la dignidad de la persona, no solamente porque da sustento, sino porque, a través del trabajo uno continúa la tarea creadora de dios, haciendo que se produzca hasta de lo más sencillo. Además, porque, a  través del propio trabajo, se contribuye al bien de la comunidad. Es por eso que, cuando uno no tiene trabajo se siente incompleto. Por eso San Cayetano despierta esta devoción fuerte”, dijo el presbítero Juan Bautista Xatruch, párroco de la iglesia San Cayetano de Belgrano.


El religioso recordó en diálogo con “Aquí la 13” por Radio Arinfo que, en una carta reciente, el propio papa Francisco sostuvo que “no es bueno para la persona pensar que vive de arriba, sino que lo que ayuda es vivir de nuestro trabajo”.


San Cayetano nació a finales del siglo XV en Italia. Era un abogado que comenzó a colaborar con el papa de aquel entonces y que se convirtió en sacerdote. “Quedó impresionado al leer la palabra de dios sobre cómo vivían los apóstoles y se sintió llamado a vivir de esa manera”, contó Xatruch.


El presbítero relató, ademá, que San Cayetano formaba parte de un grupo de sacerdotes que desarrollan su servicio para los más pobres. Luego de caer en un hospital por problemas de salud, decidió fundar uno y, ante la presencia de usureros que se aprovechaban de los humildes, creó un banco para pobres para que estos accedieran a préstamos.


“Entregó su vida en lo religioso como sacerdote, pero nunca se desentendió de la necesidad material de los hermanos y dio una respuesta concreta a las necesidades de su tiempo”, recalcó el párroco de la iglesia de Belgrano, quien también comentó que el santo trabajó por la paz y, ya mayor, ofreció su vida por la paz en su tierra, que estaba en guerra.


En Argentina, a San Cayetano se lo vincula al pan y al trabajo. Eso se debe, en gran parte, al trabajo de la Madre Antula, una laica del Siglo XVIII que difundió y promovió los ejercicios espirituales y que trajo a Buenos Aires, al templo de Liniers, la imagen del santo, a quien le tenía devoción por su providencia.


“A principios del Siglo XX, frente a un momento de mucha sequía, alguien, como ofrenda y pidiendo por una buena cosecha, llevó espigas de trigo y las dejó junto a la imagen. Finalmente, fue una gran cosecha. Por eso en Argentina hay una gran devoción de San Cayetano como patrono del pan y del trabajo”, planteó Xatruch.


La iglesia de San cayetano de Belgrano se fundó en 1962 por iniciativa de un religioso de la zona, con el objetivo de que la gente pueda acercarse para pedir y agradecer por el pan y el trabajo. Primero funcionó en una casa y, luego, se construyó el actual templo, bendecido a los diez años de la parroquia, en 1972.


“Ocupa un lugar especial en la devoción de gente de la zona”, finalizó el párroco desde los micrófonos de Radio Arinfo.  



  Escuchá "Aquí la 13" los jueves de 14 a 15 hs. por www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario