Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

La magia del Jardín Botánico de Buenos Aires

Todo sobre la historia y la actualidad de este típico paseo porteño




El jardín Botánico de la Ciudad de Buenos Aires, ubicado en el barrio de Palermo, es el primer jardín de la Argentina por importancia, por su ubicación central y su antigüedad. Aunque tiene un tamaño reducido, comparado con los de otros países, cuenta con una colección aceptable de plantas y árboles, muchos de los cuales tienen más de 120 años.

Este espacio se empezó a plantar en el año 1892 en terrenos que eran nacionales y que fueron cedidos a la Ciudad por la presidencia de Carlos Pellegrini. En 1898, el predio se abrió al público.

“El francés Carlos Thays, que era director de Paseos, pensó la idea del jardín para que los ciudadanos pudieran conocer plantas que crecían en otras provincias y en otros lugares del mundo. Hoy, son casi tres hectáreas destinadas a mostrar árboles de todo el mundo, incluso hay un área que se llama “De los cinco continentes”, aún cuando la mayoría del predio está destinado a la flora nativa”, explicó la Ingeniera agrónoma Graciela Barreiro, quien desde 2009 es Directora del Jardín Botánico Carlos Thays.

Se podría decir que el Jardín Botánico es uno de los espacios menos perturbados de toda la Ciudad, en relación a su concepto original y a lo que es hoy. En sus canteros solo se pueden cultivar plantas de climas templados y algunas subtropicales o tropicales, estas últimas solo en el invernadero.

En sus comienzos, el Jardín porteño era admirado por su diseño particular, pensado bajo un concepto de otro siglo. Hoy, ya no se piensa tanto en conservar plantas que no sean de la región.

“Thays tuvo apoyo político y económico para plasmar su idea. Hubo mucha inversión en el marco de una real transformación urbanística de la Ciudad”, destacó Barreiro en diálogo con “Aquí la 13” por Radio Arinfo.

En la actualidad, el paseo cuenta con el ‘Jardín de las Mariposas’, un espacio que, paradójicamente, nació a raíz del mal comportamiento de los visitantes. “Era un predio de 500 metros cuadrados de césped donde la gente se tiraba con reposeras y lonas. Para combatir esa postura social, se ocupó el espacio. Llevó tres años y medio de trabajo entre el proyecto, la realización del diseño y obtener los fondos. El trabajo se hizo todo con personal propio. Hoy está en un momento esplendoroso: hay 69 especies diferentes de mariposas que han venido solas”, relató la Directora del Jardín Botánico.
Todos los ciernes a las 12 hay visitas guiadas en el ‘Jardín de las Mariposas’. Hay que concurrir una hora antes para anotarse.

El jardín cuenta, además, con un yerbal en homenaje a Thays, quien había plantado yerba mate en el paseo. El actual se plantó en el año 2010 y ya cuenta con árboles que han sido cosechados.

El paseo realiza hoy un trabajo específico de conservación de la biodiversidad y de educación, a través de distintos programas. Hay talleres para aficionados sobre cactus, huerta o compostaje. Pueden participar niños de 3 o 4 años hasta universitarios.

Al ser consultada sobre las especies amenazadas de plantas y árboles, Barreiro contó: “Son menos visibles que las de animales y no hay grandes campañas para defenderlas. En el Botánico se conservan plantas amenazadas, plantas endémicas, y hay un reciente proyecto de conservación de plantas medicinales, muchas de las cuales están amenazadas, que recibió un subsidio del exterior. Hoy las estamos cultivando, propagando y repartiendo en otros jardines botánicos”.

Finalmente, la Directora del espacio habló con Radio Arinfo de las mejoras que se han logrado en los últimos años bajo su gestión: “En 2009, cuando llegué, la gente pensaba que el jardín era una plaza, que se podía tomar sol, mate y tirar la lonita. Hubo que hacer un trabajo de educación del ciudadano con cartelería para entender que este es un lugar diferente, que tiene uso restringido, a pesar de que es público. Esto no es lo mismo que un parque: no se puede pisar el césped, ni se pueden cortar ramas, hojas y flores porque nuestro objeto de cuidado son las plantas”.

“Es un lugar bellísimo para que el ciudadano lo disfrute, pero comportándose. Logramos educar a la mayoría de la gente y hoy el lugar está mejor, hay más limpieza”, concluyó.
 
   

  Escuchá "Aquí la 13" los jueves de 14 a 15 hs. por www.arinfo.com.ar


Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo

 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario