Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

¿Por qué se produjeron inundaciones tan terribles?

La geógrafa Patricia Pintos apunta al factor climático y, sobre todo, a las construcciones sobre humedales como principales causas del desastre




Lugo de las últimas inundaciones que afectaron fuertemente a la provincia de Buenos Aires, la geógrafa del Centro de Investigaciones Geográficas de la Universidad Nacional de La Plata, Patricia Pintos, denunció una “histórica falta de gestión del territorio con sentido de cuenca”.

Ante inundaciones que cada vez son más seguidas y debates respecto a las responsabilidades políticas, la especialista acusó una falta de “mirada integral de cuenca” a la hora de abordar la problemática.

“Los problemas se suceden porque las decisiones que se toman en el territorio no tienen en consideración que el río es un sistema y que cualquier modificación que se produce en ese sistema tiene repercusión en el resto del territorio. Eso está ausente en el debate y en las echadas de culpa. Se mira problema siempre igual, como hace ocho meses en las últimas inundaciones y, en el medio, no pasó nada”, sostuvo Pintos.

La geógrafa aseguró que, aunque es cierto que se requieren obras para corregirlos desaciertos en la gestión del territorio en muchas décadas, es más importante que los municipios y la provincia “recuperen la capacidad de gestionar el territorio y no dejar que actores económicos más fuertes o que tienen capacidad de transformación más importante sean los que lo hagan”.

Asimismo, calificó a los canales clandestinos para regar los campos como “soluciones individualistas de productores agropecuarios” y afirmó que los damnificados por  ese aporte de volúmenes adicionales de agua “son miles”. En ese marco, instó al Estado a tener “capacidad de control y de ejercicio del poder de policía” para que los productores no tengan posibilidad de abrir esos canales ilegales.

En diálogo con “Náufragos en Gaia” por Radio Arinfo, la geógrafa, especializada en las cuencas de los ríos Luján y Reconquista, recalcó que no hay único factor que cause las inundaciones: “El fenómeno meteorológico existe y es cierto que cayeron 400 milímetros de agua, pero las planicies de inundación están ocupadas. En últimos 15 y 20 años, ha avanzado muy fuertemente un proceso de transformación en los humedales adyacentes al cauce de los ríos para satisfacer la demanda paisajística de un sub-mercado particular, de la urbanización cerrada. Esta busca aproximarse al río para generar visuales como las de Nordelta, con lagunas”.

“Se trata de un urbanismo inmobiliario.  Es un paisaje escenográfico, manufacturado, ya que las lagunas no existen y hay que producirlas. A los terrenos, además, hay que elevarlos para que las urbanizaciones no se inunden y protegerlas perimetralmente con terraplenes. No hay estudios adecuados que den cuenta de la problemática de asentarse en un ecosistema tan frágil como el humedal y menos aún que ponderen el impacto acumulativo que tiene la sucesión de emprendimientos a lo largo de la cuenca baja, que hoy son más de 60.  Una cosa es una urbanización cerrada y otra cosa son 60 y ver cómo funcionan en su conjunto”, destacó la especialista.

Pintos planteó que Luján, Mercedes y muchos de sus barrios han permanecido bajo el agua durante varios días porque se ha perdido capacidad de escurrimiento y de absorbencia de la planicie de inundación, ya que esta está ocupada hoy por una actividad que no es propia de ese ambiente.
“Va a llevar mucho tiempo para recuperarse, para que el agua baje de los campos, para que los arroyos vuelvan a cauces normales…Esto deja una estela de complejidades territoriales muy importantes y los que padecen son los habitantes. Hay una falta de gestión del territorio. Las alteraciones que vienen de la mano del hombre agravan un problema que, de origen, es natural”, sostuvo.

Además, tras recordar que estas últimas inundaciones dejaron cinco muertos, hizo referencia a los efectos colaterales del desastre, que son el costo a nivel psicológico y sanitario para las víctimas. Este último se agrava por el aporte de materiales contaminantes de los campos, como fertilizantes, herbicidas y todo tipo de agroquímicos que afectan el agua y la superficie.

En materia de prevención, Pintos señaló que es preciso que los gobiernos locales y la provincia den una señal positiva y que suspendan cualquier tipo de habilitación de nuevo emprendimiento, atendiendo que ya hay 9 mil hectáreas de humedales afectadas a urbanizaciones cerradas. “La incorporación de nuevas construcciones de este tipo vendría a agravar más el problema”, alertó desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Finalmente, llamó al Estado a “ir a las soluciones de fondo, no a las paliativas” y calificó de “vital importancia” el tratamiento en la Cámara de Diputados de la Nación del proyecto de presupuestos mínimos de preservación de los humedales, que, aunque ya tiene media sanción, está frenado hace más de un año y en cuatro meses perdería estado parlamentario. 


Escuchá "Náufragos en Gaia" los jueves a las 10 horas por  www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario