Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

La importancia de la perspectiva de género en los medios

La periodista Noor Jiménez Abraham analiza el impacto que puede tener la marcha #NiUnaMenos en el área de la comunicación




La perspectiva de género es algo que, de a poco y aún con muchos obstáculos, comienza a tomarse en cuenta en los medios de comunicación de la Argentina. Pero, tras la marcha del pasado 3 de junio contra la violencia hacia las mujeres, bajo el lema “Ni una menos”, el periodismo quedó aún más bajo la lupa respecto a cómo se abordan los casos.

“Los periodistas tenemos un rol importantísimo. Damos información sobre la que la gente se mira, es decir, que funciona como un espejo del ideal del ser. Lo que los medios reflejan es lo que las personas sienten que es el deber ser”, explicó la periodista Noor Jiménez Abraham.

En ese marco, la integrante de Red PAR (Periodistas de Argentina en Red por una comunicación no sexista) amplió: “Desde cómo mostramos la realidad, categorizamos a las personas dentro de determinados estereotipos y los ponemos como positivos o negativos. Quien se encuentre fuera de eso que mostramos como lo ideal, se va a sentir desplazado. De nosotros depende que haya miradas más inclusivas y apertura a otras realidades”.

“Desde el periodismo contamos la realidad, pero elegimos qué realidad contamos, qué parte mostramos y cómo lo hacemos. Ahí nuestro papel es muy importante. Aquello que quede afuera, quedará sin contar y no será visibilizado. Lo que mostremos con lupa de más belleza o con adjetivos negativos, a su vez, tendrá una progresión geométrica”, agregó.

En diálogo con “Radio casona” por Radio Arinfo, Jiménez Abraham considero que la marcha “Ni una menos”, “no fue tan espontanea” ya que los “medios tomaron una realidad y una demanda que ya existía”.

“Era un trabajo que se fue haciendo poco a poco y que creció. Quienes militamos y trabajamos por los Derechos Humanos y los derechos de las mujeres, hace mucho que venimos visibilizando estas cuestiones. Incluso las redes de periodistas venimos haciendo protocolos para trabajar con una mirada más inclusiva”, comentó.

Asimismo, planteó: “Cuando los grandes medios lo tomaron, se multiplicó de una manera muy rápida. Es una consigna que la gente tomó y, si no la tomó antes, era porque no la sabía, porque no tenía acceso o porque le parecía que nunca le iba a pasar. De hecho, esto se genera por una seguidilla de coberturas de los medios sobre estos casos que antes no se cubrían o que se hacían con otra mirada”.

“Por ejemplo, el caso de Nora Dalmasso fue paradigmático: fue una burla. La víctima fue revictimizada por años y los familiares puestos en situación de duda.  Hoy, hay organismos como la Defensoría del Pueblo o el Inadi que ponen un freno a esos tratamientos”, valoró.

De todas maneras, la periodista aseguró que la marcha del 3 de junio marcó “una bisagra, un antes y un después” ya que luego “hubo movimiento a nivel gubernamental y también social, de conciencia”. “Hay más gente que se atreve a decir lo que le pasa”, recalcó.

“Pero aún queda mucho por hacer. El marco normativo viene cambiando con reglamentaciones y leyes, pero el gran cambio en el comportamiento social es lento y no se ven rápido los resultados. Los y las periodistas deben cuidar lo que dicen y saber que lo que muestran tienen una repercusión inmensa. También hay que pensar en las escuelas, donde hay niños, niñas y adolescentes que se están formando respecto de su sexualidad y de su mirada a los otros. Hay que ver qué pasa con los jueces cuando dictan sentencias o con la policía, cuando toman las denuncias”, señaló.

Jiménez Abraham precisó por qué aún hay tantas áreas de la sociedad con las que hay que trabajar: “En todas ellas, las personas se han socializado con una mirada patriarcal y eso es muy difícil de sacar. Muchos y muchas hemos hecho un esfuerzo de autocrítica para romper con eso y bancarnos que a veces nos aislaran, nos trataran mal, se burlaran de nosotros o no nos ascendieran en el trabajo. Pero veíamos que eso no era humano, que iba contra los derechos y ‘pataleamos’ para romper con toda esa cultura”.

“Es mucho lo que hay que hacer. Las leyes actuales atienden los casos una vez que ya se consumó la violencia de género. Tenemos que evitar llegar a eso y para eso hay que cambiar la cultura”, sentenció la periodista desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Y, finalmente, sostuvo: “El patriarcado no ataca solo a la mujer, sino a quien siente más débil y vulnerable. Niños y niñas también son víctimas de abuso y golpes. Hasta hace un tiempo, se consideraba que lo que pasaba puertas adentro de la casa era del ámbito familiar y que el Estado no debía meterse, por lo que quedaba invisibilizado. Recién ahora se empiezan a tomar estos temas, se hablan, se legisla y se dice que el Estado se puede meter en esto porque hablamos de la integridad de las personas y de su libertad. Aún hay muchas violencias naturalizadas. Desandar ese camino va a llevar bastante tiempo”.
 

Escuchá "Radio Casona" los miércoles de 18 a 19 hs. por www.arinfo.com.ar   


Seguinos en Twitter:  
https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario