¿Hay una epidemia de autismo?

El psicólogo Jorge Casarella asegura que los nuevos métodos de diagnóstico meten dentro del terreno del autismo a muchos chicos que padecen otras patologías




Cada vez es más frecuente escuchar sobre niños y niñas diagnosticados con autismo, lo que hace presumir que estamos ante una epidemia de este cuadro a nivel mundial. Sin embargo, muchos profesionales del campo de la salud mental se permiten cuestionar los métodos de diagnóstico y los alcances de estas definiciones.

“En los últimos tiempos, hay una explosión con el tema del autismo. Esto viene de larga data, especialmente con los manuales de diagnóstico (DSM). En el número 4 estábamos con los trastornos de desarrollo y, en el 5, ya aparece esta denominación que abarca casi los mismos cuadros, pero con el nombre de Trastornos del Espectro Autista (TEA). Eso mete dentro de esta bolsa a un montón de chicos y adultos que tiene síntomas de autismo, pero que en realidad no tienen el cuadro más pesado”, sostuvo el Licenciado Jorge Casarella y agregó que Frances Allen, director del DSM 4, realizó un mea culpo y planteó una fuerte crítica al siguiente tomo, que hoy es cuestionado en muchas partes del mundo.

Hace 30 años, había un chico autista cada mil. En 1994, había uno cada 150. Desde el 2012, con el nuevo agrupamiento del TEA, hay uno cada 80.

“Por esta forma de diagnosticar, se está metiendo dentro del terreno del TEA a un montón de chicos que pueden tener otra patología. Un chico deprimido o con otra patología puede tener síntomas autistas, y no ser autista”, planteó el también docente y autor de diversas publicaciones.

Casarella prefirió hablar de “autismos” en plural, algo que permite “ver los distintos cuadros” ya que “no es lo mismo tener síntomas, que tener un trastorno”.

A la hora de referirse a las posibles causas del autismo, señaló: “La sordera puede ser una, pero eso hoy está prevenido por análisis que antes no se hacías. La falta de estimulación puede ser una causa, agregado a lo genético o lo orgánico. Los tres primeros años de vida de un chico son muy importantes, porque allí se hacen todas las conexiones neurológicas. Hay que prestar mucha atención a cómo fueron esos años. Si no se estimula correctamente, se pueden caer en estos cuadros graves”.

“Un chico con sordera o problema en la vista u orgánico, que esté bien estimulado, puede no caer en estos cuadros de aislamiento”, aclaró el psicólogo en diálogo con “Ciclo vital” por Radio Arinfo.

En esa línea, comentó que hoy muchos neurólogos hacen hincapié solo en lo genético como causa, aunque se mostró en desacuerdo con eso: “Hace poco vi en televisión a un investigador del CONICET que habló del descubrimiento del ‘gen del autismo’. Así se cae en una difusión errónea y esto perjudica a los padres. Ellos se entusiasman con alguna posibilidad de cura y luego se frustran, porque no es tan así”.

El Lic. Casarella contó que suele realizar un trabajo interdisciplinario con un neurólogo, un kinesiólogo y una psicopedagoga, con los cuales realiza un diagnóstico diferencial. Así, detectaron que hay muchos chicos considerados como autistas y que, en realidad, tiene tienen retrasos mentales, disfasias o son psicóticos.

“Hay que hacer un diagnostico muy preciso, discriminando bien los cuadros, para tener una terapéutica acorde”, destacó desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Asimismo, contó que suele trabajar mucho con las familias y que con el psicoanálisis los chicos pueden “mejorar”.

Finalmente, habló sobre la relación con la madre como otra posible causa de autismo: “En 1943, kanner, que fue el pionero que armó el cuadro de autismo infantil precoz, habló de ‘madres heladeras y las culpaba’. Todos los psicoanalistas caemos en esa bolsa pero la realidad es que, a la madre, durante el embarazo, le pasan muchas cosas y, una de ellas, es que puede quedar deprimida. No pueden investir ni tratar eso a nivel inconsciente y, de esa manera, no pueden hacer el lazo con el hijo. Eso sucede por la depresión, no por ser malas o porque nosotros les queramos echar la culpa. Entonces, hicimos una investigación y detectamos que, en gran cantidad de madres deprimidas y luego trabajadas, los chicos lograban salir del autismo porque se podía restablecer el vínculo”.

 


Escuchá "Ciclo vital" los sàbados de 12 a 13 hs. por www.arinfo.com.ar  

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo

 

 



 
Comentarios
Enviá tu Comentario