Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

La educación en folklore en Argentina

La investigadora y docente Azucena Colatarci, integrante de AAEA, destaca el interés de los jóvenes y habla de las posibilidades de formarse académicamente en torno a esta expresión




Azucena Colatarci es una reconocida investigadora en Arte y Educación que, además, integra la Asociación de Amigos de la Educación Artística (AAEA), que es una sociedad civil sin fines de lucro, creada en el año 1994 por Dra. Olga Fernández Latour de Botas, una ensayista, historiadora, folklorista y mujer de letras, premiada nacional e internacionalmente.

“Ella tuvo visión de crear esta entidad, reuniendo a un grupo de especialistas en artes, docentes, creadores y productores de todas las disciplinas artísticas. Esto ha continuado en el tiempo. Hoy se realizan diversas actividades, algunas son eventuales y otras fijas. Por ejemplo, Pero  de forma bianual se realizan las Jornadas de Reflexión para la Enseñanza de las Artes en todos los niveles, de las cuales se hizo la octava edición en 2014”, contó Colatarci, quien no solo es socia, sino que hace dos períodos que preside la entidad.

Cada dos años, AAEA también organiza el Encuentro de Arte y Educación. El primero se hizo en Córdoba en el 2013 con sus escuelas de arte, en un intento por federalizar y descentralizar las actividades, sacándolas de la Ciudad de Buenos Aires. La segunda edición se realizará en este año 2015, en un lugar a designar.

Actualmente, la entidad no tiene sede. “Nos vemos imposibilitados de brindar cursos o seminarios, que es lo que nos gustaría poder hacer y que es nuestro mayor anhelo. Las jornadas y encuentros nos obligan a peregrinar para conseguir espacios que alquilamos con los ingresos son las magras cuotas sociales. De todos modos, lo que hacemos, lo hacemos con entusiasmo”, recalcó la Presidenta de la entidad en diálogo con “La hora del chelco” por Radio Arinfo.

AAEA cuenta con una Cátedra Permanente que funciona como distinción honorífica hacia personalidades destacadas del mundo del arte que son incorporadas a los efectos de reconocerlas. Además, siempre han tenido su espacio en la Feria del Libro de Buenos Aires. En esta ocasión, brindaron talleres en el Patio Infantil y organizaron una propuesta artístico-académica en sala Victoria Ocampo. En ese acto, Adelina Villanueva presentó su arte culinario cantado, el cual se complementó con bailarines del área de folklore que cerraron con un malambo. “Fue un lujo, llenó el espíritu estar allí”, aseguraron desde la entidad.

Colatarci, además, es docente de la Licenciatura en Folklore de la Universidad Nacional de la Artes (UNA), cuya sede está en la Ciudad de Buenos Aires. Sobre esta carrera, la investigadora comentó: “Se ha logrado que en el más alto nivel de formación del nivel oficial del país, esté la formación en folklore. Lo que distingue a esta carrera, además de lo artístico, es la formación teórico-conceptual que tiene que ver con el folklore en términos históricos, de atuendo y de todos los aspectos de la cultura tradicional. Aunque a veces, en una primera mirada, se crea que el bailarín solo debe bailar, también debe tener la otra formación como parte constitutiva. Eso es lo que da la diferencia a un bailarín de Academia”.

“Espero que esta comprensión de la importancia que tiene esa formación universitaria no se pierda, porque es lo que da el sello distintivo a esos profesionales universitarios”, recalcó.

La especialista lamentó que no exista una carrera similar en otras partes del país: “No hay ninguna otra universidad nacional, que esté en territorios provinciales, que tenga vocación y decisión de política institucional de replicar y crear en sus propias casas de estudios carreras de folklore de nivel universitario. Me gustaría que la gente entienda que no es culpa del UNA que los jóvenes no puedan estudiar en sus provincias, es responsabilidad de las universidades nacionales que están en esos territorios”.

“En el UNA fue muy resistido el hecho de tener una unidad académica de folklore. Aún hay gente que piensa que debería brindarse esa formación en el departamento de Artes del Movimiento”, reconoció desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Finalmente, Colatarci celebró el interés de las nuevas generaciones por los géneros tradicionales argentinos: “Lo que llena el espíritu es ver que hay una gran cantidad de jóvenes que tienen interés por el cultivo de las diversas expresiones artísticas y, particularmente, por las vinculadas a la tradición argentina, criolla y folklórica en su diversidad regional y local. El objetivo es que puedan reconocerse a sí mismos y a los otros. Se trata de entender las raíces, las diferencias y encontrarse en la cultura y en el arte”.
 

 Escuchá "la hora del Chelco" los martes de 11 a 12 hs. por www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario