¿Qué es el rikudim?

Se trata de una danza israelí muy especial y alegre. Su historia y sus distintos estilos




Todos los pueblos tienen sus expresiones artísticas y las danzas tradicionales no suelen faltar. En el caso de la colectividad judía, el rikudim es una disciplina que se enseña y se disfruta en escuelas, clubes y espacios culturales.

“El rikudim son danzas isaelíes. Generalmente, son circulares, aunque también hay algunas que se bailan en bloque, todos mirando hacia adelante. Son sociales, se genera un clima de mucho contacto, de identificación y de unión. Hay mucha energía”, aseguró Daniela Guindin, quien es docentes de esta danza.

Respecto a la historia de la disciplina, precisó: “Nació en la década de 1920’ en Israel, cuando aún no estaba conformado el Estado. Su creadora fue Gurit Kadman, ella busca encontrar una forma de expresión de la cultura del pueblo de Israel. Esta es una forma de expresión muy linda, muy rica y tiene muchos detalles que tienen que ver con las etnias”.

“Hay distintos estilos. El pueblo de Israel tiene influencias de la diáspora, es decir, del judaísmo fuera de Israel. El debka, por ejemplo tiene una forma de poner los brazos, de pisar y hasta la música y los instrumentos cambian. Hay algunos bailes que son griegos y hay un estilo, que el es hora, que nació con el surgimiento del Estado de Israel. Este último se baila muy alegre, con polleras largas y, generalmente, descalzos”, comentó Guindin en diálogo con “La hora positiva” por Radio Mente Libre.

La docente señaló que aunque algunas canciones y coreografías tienen un trasfondo más tradicional, con el objetivo de expresar alguna emoción o de mostrar lo que se celebra en alguna festividad, otras son más ‘livianas’ o ‘comerciales’, con coreografías más modernas.

“En Argentina hay muchos grupos que bailan. A nivel mundial, en el verano israelí en julio está el festival Karmiel, donde se junta gente de todo el mundo. Hay algo muy particular en el rikudim, que es que las coreografías se bailan de la misma forma en Japón, Australia o en cualquier lugar del mundo. En ese evento, nos unimos y todos bailamos de la misma forma. No somos 10, somos miles. Es algo muy emocionante, se genera una energía muy linda”, destacó la docente.

Finalmente, Guindin comentó que, muchos de los que se acercan al rikudim, lo hacen “por curiosidad” o porque llegan con el conocimiento de que “son danzas muy alegres”.

“El rikudim es un momento lúdico, de encontrarse. Eso se da en todas las coreografías”, concluyó desde los micrófonos de Radio Mente Libre. 



Escuchá "La hora positiva" los martes de 18 a 20 horas por www.mentelibre.com.ar

   


 
Comentarios
Enviá tu Comentario