Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

Del amor por la música al reconocimiento como artesano

Mariano Delledone es un joven que, con sus originales instrumentos, logró ser galardonado a nivel internacional




La pasión de Mariano Delledonne por la construcción de instrumentos nació casi sin proponérselo. Aún así, su labor fue creciendo y, recientemente, uno de sus trabajos le valió el reconocimiento a la excelencia artesanal del Cono Sur que entrega el World Craft Council (WCC), con patrocinio de la Unesco.

“Arranqué con esto hace unos 11 años, en el 2004. Yo ya venía del lado de la música, pero no sabía trabajar la madera y me costaba mucho la cuestión artesanal. Tocaba mucho la guitarra, dibujaba y hacía cosas relacionadas al arte plástico. De casualidad conocí a un lutier riojano llamado Wayra Muyoj, que estaba en Buenos Aires. Con él arranqué con la luthería. Fue buenísimo porque pude combinar el trabajo con las manos y la música. Una vez que arranqué, no paré. Lo primero que hice fue un charango. Comencé a tomar arreglos de instrumentos y ya me dediqué directamente a esto”, contó el joven de La Plata al programa “Manos de artesano” en Radio Arinfo.

En estos últimos años, Delledonne siguió formándose a través de cursos más específicos con otros luthiers y, en ese marco, resaltó la importancia de charlar y compartir con otros exponentes del área para crecer: “Hay pasos que son muy personales y que cada luthier lo hace a su manera. Entonces, está bueno compartir información y técnicas. Con eso, uno aprende mucho. A mí siempre me interesó compartir lo que yo sé y recibir opiniones. Así se aprende. A través de Facebook, mail o del blog me hacen consultas y yo trato de responder y de ayudar todo lo que puedo. También recomiendo otros luthiers para aquellas cosas que yo no hago”.

La pieza por la que fue galardonado por el WCC es un charango eléctrico, cuya construcción está realizada con materiales como nácar, hueso y distintos tipos de maderas.

“Hubo una convocatoria realizada por ministerio de Cultura para la selección de la UNESCO en países del Cono Sur. En aquel momento, yo tenía en mis manos el charango eléctrico que le construí a una persona y que me había prestado para una exposición. En el concurso buscaban algo hecho a mano, puramente artesanal y con materiales naturales, que combine lo tradicional con lo innovador. Tuve la idea de presentar este charango, que no era muy convencional. Fue quedando en las distintas instancias y, en la última selección en la UNESCO de Montevideo, le dieron el reconocimiento. En diciembre de 2014 también nos recibió la ministra de Cultura, Teresa Parodi, y hubo un acto de la Casa del Bicentenario. Fue muy lindo”, relató con orgullo el joven luthier.

Delledone dijo que la producción de un instrumento puede llevarle “bastante” tiempo, porque también se dedica a las restauraciones y reparaciones. “Un instrumento en particular me puede llevar meses de trabajo”, precisó.

Finalmente, al ser consultado sobre cómo diseña sus trabajos, comentó desde los micrófonos de Radio Arinfo: “Hago una combinación entre la sonoridad y la parte estructural. También me fijo mucho en lo estético. Me gusta hacer cosas personalizadas y diseños. Me siento a dibujar antes de hacer el instrumento y las maderas las elijo en base a la función que van a cumplir dentro del instrumento porque no es lo mismo un puente que una tapa, por ejemplo. También combino a las maderas estéticamente. No es lo mismo un instrumento eléctrico que uno acústico. Hay muchísimas maderas hermosas de Latinoamérica y del mundo para usar”.

Más información:  Delledonneluthier.blogspot.com

 


Escuchá "Manos de artesano" los lunes de 12 a 13 horas porwww.arinfo.com.ar

 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario