Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

Alberto Morlachetti, un luchador por el bienestar de los niños

Su compañero Enrique Spinetta describió al fallecido activista como una “máquina de generar ternura” y lo destacó como un “creador de destino” para miles de niños y jóvenes




La semana pasada falleció Alberto Morlachetti, reconocido sociólogo y activista social. Creador del hogar “Pelota de trapo”, dedicó su vida entera al cuidado de niños, niñas y jóvenes. Enrique “Quique” Spinetta, fundador del Hogar “Lugar del Sol”, y cofundador junto con Morlachetti del Movimiento Nacional Chicos del Pueblo, lo recordó como un gran luchador.

“Nos conocimos en 1983, cuando recién comenzaba la democracia. La dictadura y el liberalismo habían dejado a chicos en la calle y su compromiso hizo que se fuera a vivir con los pibes de una ranchada cerca de la facultad de Derecho de la UBA. Los pibes le demandaban afecto y vínculo y él respondió entregándoles su vida. A nosotros nos pasó lo mismo en Berazategui. Fue así que nuestras vidas se cruzaron, porque teníamos el mismo compromiso”, recordó.

Sobre la enseñanza que dejó Morlachetti, dijo: “A partir de las necesidades de los pibes y de las injusticias, algo que estaba invisibilizado en aquel entonces, Alberto fue un faro para todos nosotros.  Comenzamos a tratar de que toda esa problemática de injusticia se viera y él era un maestro para nosotros”.

“Tenía en claro que había que confiar en los pibes. Estaban en la calle y algo tenían que decir, algo traían. Nuestros hogares estaban muy basados en asambleas, en el poder escucharlos y decidir con ellos hacia dónde íbamos. Alberto decía que los pibes son sujetos, no objetos de la caridad. Ellos deben participar en todo. Se cree en cada ser humano: por más que un chico tenga ocho años, su palabra vale”, destacó Spinetta en diálogo con “Radio Casona” por Radio Arinfo.

El fundador del hogar “Lugar del Sol” también habló del paso de Morlachetti como funcionario de la provincia de Buenos Aires, en la época de la gobernación de Antonio Cafiero: “Alberto era un soñador que llevaba las utopías a fondo. Aprovechó ese espacio político para crear toda una red de hogares, casas del niño y jardines maternales, haciendo un trabajo precioso con la esposa de Cafiero, Any. Fue fantástico”.

“Todos los sábados a la noche soñábamos que más se podía hacer. Más allá de estar viviendo con los chicos, que tuvieran destino, confiar en ellos, saber que con el vínculo amoroso y la ternura se podía salir, sabíamos que también hacía falta una respuesta política, la cual no se estaba dando. En el camino hubo luces y sombras, dolores. Si bien el compromiso es romántico, las marcas que el ataque neoliberal dejó en los pibes ha sido muy dura. Alberto decía que los pibes necesitaban recibir ternura la misma cantidad de tiempo que habían estado en la calle. Cada uno debía recorrer su propio destino. Se podía salir entre todos. En todos sus emprendimientos vimos que se logra con construcción colectiva”, recalcó.

Morlachetti luchó contra el cierre de institutos, para que la declaración de los derechos del niño esté en la Constitución nacional y para terminar con Patronato. También fue uno de los ideólogos de la Asignación Universal por Hijo.

“Alberto ha trabajado para los pibes desde el primer día que se cruzó con uno y que pensó que la ternura era la herramienta y que la utopía era posible. Siempre se lo acusaba de loco o de que tenía un pensamiento mágico. Pero eso logró que miles de pibes de Argentina tengan destino.El fue el ideólogo de que la ternura es posible y de que, para los cambios radicales, hace falta el compromiso más radical: ser capaz de compartir la vida con el otro”, planteó Spinetta desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Y, finalmente, resaltó: “Alberto era una máquina de generar ternura y desafíos para la vida. Quería una Argentina donde todos lo pibes tuvieran lugar. Quería lograr eso con las armas de la ternura, el diálogo, las marchas y la visbilización. Era incansable, pero sus utopías terminaron siendo realidad. Acompañó a cada pibe, que era tan valioso como nuestros hijos, porque en realidad lo son”.

“Alberto es quien ha construido la patria de los pibes en Argentina. Él no se muere, se queda en todas sus obras”, concluyó.
 



Escuchá "Radio Casona" los miércoles de 18 a 19 hs. por www.arinfo.com.ar   


Seguinos en Twitter:  
https://twitter.com/#!/RadioArinfo
 
 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario