Mario Gómez: “No aprovechar la Casa de la Cultura, es un pecado”

El vecino de la villa 21 está al frente del espacio desde principios de año. “Esto dejó de ser un cascarón vacío y hoy está rebosante”, aseguró.




Mario Gómez es un vecino de la Villa 21 del barrio de Barracas que era conocido por todos por ser el delegado en relación a la relocalización de los habitantes del camino de Sirga, lindero al Riachuelo, en el marco del fallo Mendoza. A principios de este 2015, Gómez también asumió el desafío de estar al frente de la Casa de la Cultura, un espacio abierto por el Gobierno nacional dentro del barrio.

“La convocatoria vino por el hecho de que tengo referencias en el barrio. Había una serie de inconvenientes en la Casa de la Cultura que eran políticos y que generaban el parate de este hermoso lugar, que es como una ‘nave espacial’. Pero asumí el compromiso, con los miedos propios de la inexperiencia, y hoy pareciera que estoy haciendo un curso acelerado en gestión”, reconoció el vecino de la Villa.

Sobre cómo ha encarado la labor, precisó: “Estamos generando mucho contenido. Tuve buena recepción por parte de los compañeros y voy desandando el camino. Hay mucho talento acá, somos un barrio con la connotación de los vecinos que la componen: está culturalmente impregnado de provincianismo y de hermanos de frontera. Culturalmente, generamos algo que implica matices buenos. Estamos trabajando en consecuencia”.

“Acá hay percusión afroamericana mezclada con el (teatro) Colón y con los ritmos caribeños. Todos los talleres están colmadísimos. Esto dejo de ser un cascarón vacío y hoy rebosa de actividad, música, clases, chicos y gente grande. Tengo un sano orgullo por esto”, agregó el Director del espacio en diálogo con “Resumiendo punto cuatro” en Radio Arinfo.

En esa línea, planteó: “No aprovechar esto, más que un pecado, era seguir permitiendo las estigmatizaciones con las cuales uno suele cruzarse en la vida. De hecho, más allá de lo cultural que tiene altísimo contenido, estamos trabajando también con colegios del barrio y distintos ministerios en un plan de alfabetización. La idea es llevar a cero el analfabetismo en el barrio. Lo bueno es que los alfabetizadores son chicos del barrio, integrantes de promociones de la escuela media que tenemos en la zona”.

“El talento de la gente del barrio hay que explotarlo desde una mirada profunda. Eso es lo que estamos haciendo. Luego, el agua corre por su propia naturaleza. Es el alto vuelo de la gente del barrio, sobre todo de los chicos. Acá hay una juventud maravillosa, con avidez de aprendizaje. Hay un imaginario que se está llevando a la práctica con un alto contenido socio-cultural y, a la vez, educativo”, destacó Gómez.

El Director de la Casa de la Cultura anticipó que el próximo 30 de abril se realizará un homenaje a los desaparecidos del barrio con artistas de la zona. “Tendrá connotación de homenaje pero también el sentido emocional de ser el propio barrio el que honra a sus desaparecidos. Es algo visceral, que toca la piel y el interior. Por suerte, lo podemos hacer en este espacio que nos brindaron Néstor y Cristina”, dijo quien hoy está al frente de las actividades pero que se sigue considerando “un vecino más de la Villa”.

En esa sentido, Gómez resaltó el “gran compromiso” que ha asumido la ministra de Cultura, Teresa Parodi. “Estoy asombrado por la forma en que ella interactúa, el espacio que nos brinda y la libertad que nos da esa mirada profunda. Sabemos que vamos a generar linda respuesta no solo para el barrio, sino para el afuera también. Es una manera de mostrar nuestra cultura y nuestro arte”, sostuvo.

Finalmente, el Director del espacio afirmó que el funcionamiento de este espacio cultural tiene un “sentido reivindicativo del humilde”: “Pareciera que los humildes, en otras etapas de la historia, no éramos contemplados. Hoy hay una plenitud como respuesta socio-cultural. Es inimaginable, no hay techo que pueda medir el hacer, el generar, el dar, el brindar al otro. Tengo sano orgullo de ser partícipe de esto”.

“Ese talento de la juventud que parecía dormido, lo despertamos y está explotando. Es impresionante la capacidad de inventiva que tiene esta juventud maravillosa. Me pone contento, sabiendo que son quienes el día de mañana nos van a conducir. Es una explosión bonita desde lo intelectual y lo socio-cultural. Hay una devolución, un ‘toma y daca’: los grandes les damos espacios y ellos los llenan con su dinamismo y empuje. Se da una linda simbiosis”, concluyó desde los micrófonos de Radio Arinfo.

 


Escuchá "Resumiendo punto cuatro" los miércoles de 19 a 20 hs. por  www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario