“Los vínculos son una chance para conocernos a nosotros mismos”

La psiquiatra Graciela Moreschi habla de su nuevo libro y de por qué es inútil tratar de cambiar a los otros





“Si el otro cambiara, ¿Por qué construimos vínculos que nos atrapan” es el título del último libro de la médica psiquiatra Graciela Moreschi, a través del cual intenta hacer un aporte para pensar y mirar los vínculos “desde otro lugar”. Se trata de un abordaje que no solo incluye a las relaciones de pareja, sino también entre padres e hijos y otros.

“Siempre estamos esperando que el otro cambie. Pensamos que nosotros reaccionamos porque el otro nos hizo tal o cual cosa y que la culpa es del otro, no nuestra. Por lo tanto, si el otro cambiara, nosotros no tendríamos que ser como somos”, planteó la especialista.

La psiquiatra aseguró que, a la hora de elegir una pareja o una amistad, solemos elegir al otro por alguna cualidad que luego puede comenzar a molestarnos y eso lleva a querer terminar la relación.

“Alguien que era creativo o descontracturado, luego nos parece irresponsable e insoportable. El tema es que el  ‘paquete’ viene entero y cada rasgo viene con su costo. Cuando uno elige esa porción del otro durante un rato chiquito es una cosa, pero por todo el tiempo, ya no nos gusta tanto. Esas desarticulaciones o cosas que nos molestan ponen de manifiesto, en realidad, al otro y a nosotros mismos”, sostuvo.

En diálogo con el programa “Con ojos de mujer” por Radio Arinfo, Moreschi afirmó que los vínculos representan una oportunidad para conocernos a nosotros mismos: “Mi mirada es que, si hay algo que te está molestando, eso es algo que muestra aspectos propios a trabajar. O sea, si te molesta la desprolijidad del otro, tenemos que ver qué cosas propias disparan eso”.

“El otro no va a cambiar algo porque le molesta a otro, solo va a cambiar cuando le moleste a él, con mucho esfuerzo y terapia de por medio. La realidad es que el que cambia, crece”, destacó.

Asimismo, Moreschi hizo referencia al valor que tiene los vínculos: “Todos nos constituimos con las relaciones. Somos quienes somos porque en cada una de las relaciones, con padres, hermanos o hijos, cada uno nos fue modificando un poco. Uno va cambiando porque está vivo y porque las relaciones producen eso. Una persona que vive sola, sin contacto con el mundo, va a ser siempre igual. El que se modifica, lo hace por el otro y eso está bárbaro”.

“Lo que tenemos que hacer es analizar qué conductas tenemos y cómo estas sostienen la conducta del otro. Por ejemplo, si uno protesta todo el tiempo porque su hijo no estudia y lo persigue con eso, solo se va a encontrar con que el otro viva al estudio como una presión o como algo desagradable. Así, se retroalimenta el circuito. Entonces, debo saber qué cosas me produce a mí mismo la situación. Por ejemplo, el miedo a que mi hijo no se reciba. En ese caso, el miedo lo tengo yo, no él. Me preocupo yo y él no lo va a hacer nunca”, señaló.

En ese plano, la Dra. Moreschi amplió el concepto: “Se trata de ir repensando, a través de la conducta o de la emoción, qué creencias hay detrás o qué pensamientos sostienen la emoción. Las emociones son como el tablero del auto que enciende luces cuando pasa algo. A través de ese tablero de emociones, yo puedo llegar a mí misma”.

“A veces, uno cambia para generar un cambio en el otro. La verdad es que debería hacerlo desde mí: tengo que trabajar con lo mío. Lo importante es ver qué nos pasa a nosotros mismos, qué emociones están detrás de las conductas: impotencia, bronca, resentimiento, aceptación, etcétera. Y, a partir de la emoción, ver qué pensamientos y creencias la sostienen. Muchas veces, se esconden muchas frustraciones propias”, subrayó desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Finalmente, sentenció: “Tenemos una oportunidad y un viaje, a partir de la relación que tenemos con el otro, para conocernos más, ir cambiando e ir eligiendo. Hay que saber que el otro no va a cambiar porque nosotros lo queramos. Lo que tenemos que ver es qué pasa con nosotros. Si podemos cambiar, es bárbaro”.


Escuchá "Con ojos de mujer" los martes de 14 a 15 horas por www.arinfo.com.ar


 
Comentarios
Enviá tu Comentario