Pitrola: “El nuevo Código Civil es anti-laboral y sumamente clerical”

El Diputado por el FIT criticó duramente la reforma votada en el Congreso y denunció un pacto del Gobierno con el Vaticano  





La semana pasada, la Cámara de Diputados aprobó la reforma al Código Civil y Comercial en una votación de la que no participaron los bloques opositores al Gobierno. Néstor Pitrola, representante del FIT, dijo que el proyecto tuvo un “tratamiento con una celeridad inusitada” y calificó a la situación como “un espanto”.

“Los Diputados del FIT nos retiramos luego de exponer nuestras ideas en la Cámara para deslegitimizar un Código a las apuradas. Fijamos posición de fondo al momento de impugnar el tratamiento. Los tres diputados del FIT entramos al Congreso este año y la amputación del debate que produjo el kirchnerismo, al tener diez meses congelados estos 2671 artículos desde que salió del Senado hasta hora, a nosotros no afectó como a nadie”, planteó el dirigente.

En diálogo con “Comunicante de hoy” por Radio Arinfo, el Diputando Nacional denunció que el proyecto de reforma no se debatió en Comisiones y consideró que el mismo debió haber sido discutido también en el seno de organizaciones populares y civiles.

“En particular, debió haber sido debatido entre trabajadores y movimientos obreros porque es un Código con enormes retrocesos y es profundamente ‘noventista’ en materia laboral. Se trata de un Código mercantil, inspirado en la ideología de los años 90’, pero el kirchnerismo lo ha tomado como si fuera la ética nacional y popular”, acusó.

Pitrola también subrayó el “carácter anti-laboral del Código: “Le hace perder a la Ley de Contrato de Traba la prelación del derecho laboral, según consta en el artículo 1. Es decir, el darle la prioridad a la parte más débil del contrato laboral, que siempre es el trabajador. Además, convalida la tercerización, algo que se puso en agenda con el crimen de Mariano Ferreyra, que es cuando una empresa grande contrata a una más chiquita que no cumple el convenio colectivo, que tiene otros horarios, otras condiciones y menor salario. Frente al accidente de trabajo, en tanto, el Código no establece indemnización de por vida, sino por lucro o salario cesante”.

“En relación a los derechos de la mujer, es sumamente clerical. Fue incluida la vida de la persona humana desde la concepción, bloqueando todo debate sobre la legalización del aborto y planteando un retroceso gravísimo en relación a la fertilización asistida. El artículo 19 es absolutamente conservador”, señaló Pitrola.

Asimismo, esbozó que la aprobación de la norma se dio en el marco de un acuerdo de partes entre el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y el Vaticano: “Este Código le da a la iglesia el carácter de entidad de orden público. Solo a la católica, discriminando a los demás cultos, y colocándola en una jerarquía cuasi estatal, lo cual es un retroceso respecto al objetivo democrático de un estado laico”.

“Jamás podríamos convalidar este Código civil. Ha sido un pacto muy claro de Cristina Fernández de Kirchner con el Vaticano, porque la Presidenta lo anunció 24 horas después de llegar de Roma. Es un pacto político a cambio de un poco de bendición de gobernabilidad para un gobierno que la pierde solo porque tiene al pueblo argentino a fuerza de devaluación, ‘tarifazo’ y recesión económica. Es un Gobierno que está hundido en su propia crisis y que ha salido a buscar apoyo, entregando como moneda de cambio este tratamiento express del código civil”, agregó.

El dirigente del FIT reiteró su opinión de que el Código debió contar con un amplio debate popular: “Por ejemplo, hay 350 organizaciones de mujeres que llevan una larga lucha y que merecen exposición ante toda la opinión pública para mostrar el aborto clandestino en la Argentina, el problema de la falta de educación sexual y la gratuidad de la anticoncepción”.

Finalmente, Pitrola hizo referencia desde los micrófonos de Radio Arinfo a la voluntad de algunos políticos de la oposición de presentar un recurso de amparo para que el nuevo Código no se ponga en práctica: “El FIT no pretende judicializar la política. Las leyes las resuelve el Congreso. ¿La Corte Suprema va a resolver la validez o no del Código? Si Ricardo Lorenzetti (Presidente de la CSJ) fue uno de los autores del proyecto. No tiene sentido. La ilegitimidad es política, no podemos pretender que la resuelvan los jueces”.

“Los partidos tradicionales como UNEN, el radicalismo, el macrismo y el Frente Renovador de Massa hacen toda esta parafernalia porque no quisieron dar el debate de fondo ni informar sus disidencias o problemas, como sí lo  hizo el FIT. Nosotros somos una oposición de otro tipo”, concluyó.
 
 
 


Escuchá "Comunicante de hoy" los viernes de 10 a 11 hs. por www.arinfo.com.ar 

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo

 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario