Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

¿La infertilidad puede ser psicosomática?

Una terapeuta cuenta cómo combina la hipnosis, las Flores de Bach y la medicina en pos de que las parejas puedan lograr el embarazo tan deseado





Existen muchas parejas que suelen encontrarse ante la dificultad para tener hijos. Ante esta situación, la mayoría suele enfocarse en una posible condición física. Sin embargo, existe otra corriente que busca posar la mirada en el interior de las personas.

“Esto arrancó por un tema personal. Estuve seis años buscando un hijo y haciéndome todo tipo de estudios con mi marido, pero no teníamos nada. Cansada de esperar por quedar embarazada y que cada indisposición se sintiera como un aborto, me puse a hacer los trámites para adoptar una criatura. Inmediatamente, quedé embarazada”, contó la Lic. María del Carmen Zabaleta, cuyo hijo hoy tiene 34 años.

A partir de esta experiencia, la terapeuta  reveló que logró “abrir mi cabeza” y, de esa manera, advirtió cuánta gente estaba pasando por lo mismo. Fue así como decidió formar un equipo con la ginecóloga Laura Lavergata.

“Si yo veo que una paciente ya hizo varios intentos y no quedó embarazada, aún cuando tenga su toco-ginecóloga de cabecera, la derivo a Laura por la confianza, para descartar temas físicos en la pareja. Una vez descartados, comenzamos la terapia”, contó Zabaleta.

En diálogo con “La hora positiva” por Radio Mente Libre, la especialista explicó cómo se desarrolla el tratamiento: “Primero, tranquilizo a la paciente y le doy fortaleza. Me pongo a su disposición todo el tiempo. Le doy seguridad y le transmito lo que viví yo, que es lo mismo que le pasa ella. Trabajamos con la pareja por separado y, una vez por mes, juntos”.

“Trabajo con flores de Bach. Las emociones asociadas a estos casos son la ansiedad, lo miedos, los shocks traumáticos por perder embarazos previos y por pensar que no pueden quedar más o porque los van a volver a perder. También se juega mucho con la edad: el varón no tiene problemas, pero la mujer sí y siempre estamos ante ese límite por el cual tenemos que trabajar apurados”, comentó.

En ese plano, amplió: “Lo primero siempre es liberar a la mamá del tema. Yo les miento: les digo que por este año se olviden del embarazo y que piensen en prepararse y en ver cuáles son sus miedos. Así se liberan. Además, les buscamos una nueva actividad además del trabajo o de terminar una carrera. Nunca focalizamos en la búsqueda”.

En relación a la terapia floral, Zabaleta suele usar Cherry Plum. “La doy porque, en estos casos, no tenés tu voz interna. Los que joroban son los mandatos. La sociedad dicta que a tal edad una se casa, que a tal edad crece económicamente, se recibe y se desarrolla en su profesión y que a tal edad ‘nos tenés que hacer abuelos’. Entonces, tenemos que buscar qué mandatos tenemos porque parece que uno le tiene que mostrar a la sociedad que puede y que es fértil, como si ese fuese un signo de poderío”, planteó.

Cada 15 o 20 días, la paciente va a hipnosis para borrar patrones y trabajar sobre sus miedos. El objetivo de estas sesiones es inculcar el ‘yo puedo’. Esto se complementa con psicoterapia, con las vitaminas que la Dra. Lavergata da a los hombres y los óvulos que receta a las mujeres. Se trata de un tratamiento holístico e integrado.

“Este año fue record en nacimientos. Ya nacieron muchos chicos y esperamos unos 15 más. Cada vez que los pacientes vienen y dicen que se tienen que hacer el test, las palpitaciones se me van a 180. Lo comienzo a vivir como si fuese propio. Se me pone la piel de gallina”, confió la terapeuta desde los micrófonos de Radio Mente Libre.

Finalmente, habló de los casos en que, a pesar de la terapia, el embarazo no llega: “Si esto no funciona por un largo tiempo, seguramente es por miedo a una responsabilidad. Es porque la persona no quiere ‘colgarse’ algo más en la mochila. Inconscientemente, la persona hace el tratamiento, pero en realidad no lo hace. Cumple, pero no cumple. No está el deseo pleno de ser mamá. Para serlo, hay que estar dispuesta y comprometerse, decidirse”.


Escuchá "La hora positiva" losmartes de 18 a 20 horas por www.mentelibre.com.ar

 

 

 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario