Qué dejó la audiencia por la desaparición de Luciano Arruga

Funcionarios nacionales y provinciales debieron acudir a una reunión tras la presentación de un habeas corpus. Vanesa Orieta, hermana del joven, dio detalles de lo sucedido





La semana pasada, funcionarios del Gobierno nacional y de la Porvincia de Buenos Aires acudieron a una audiencia convocada por la Cámara IV de Casación en el marco del habeas corpus que la familia de Luciano Arruga presentó en la causa que investiga la desaparición del joven, ocurrida el 31 de enero de 2009 en Lomas del Mirador.

“Durante la reunión se puso a los funcionarios al tanto de la situación de la causa y se les brindó información sobre las terribles falencias que hasta le momento se mantienen. También se habló sobre cómo no asumen las responsabilidades los funcionarios judiciales y políticos para avanzar en el proceso de búsqueda de Luciano. Finalmente, se brindó información sobre las irregularidades que cometieron los funcionarios policiales en la noche de la desaparición”, detalló Vanesa Orieta, hermana del adolescente desaparecido.

La joven agregó que, en el marco de la audiencia, se pidió a los presentes explicaciones por lo que habían hecho y se pidió que, en el caso de que las tuvieran, dieran detalles de cuáles son las herramientas con las que cuentan para acercárselas a la Justicia y avanzar en el proceso de búsqueda.

“Algunos representantes políticos fueron y otro no. Eso les juega en contra. Faltaron, por ejemplo, Guido Carlotto y Alejandro Granados. Las personas a las que mandaron no fueron claras respecto a las herramientas con las que cuenta la Provincia para avanzar en la búsqueda”, denunció Orieta en diálogo con “Puente urbano” por Radio Arinfo.

En ese sentido, planteó: “Esta causa ya lleva cinco años y ocho meses. Lo que no se hizo, ya está. Hay irregularidades por parte del Estado que ya denunciamos. Se ha mantenido un alto grado de desidia y de impunidad. Todo eso termina manteniendo la desaparición forzada de Luciano”.

“Está más que claro que la familia tiene una denuncia contundente hacia la figura de cada uno de los representantes. Hoy se les pide que pongan a disposición las herramientas que existen para que eso ayude a dar con el paradero de Luciano. Se han perdió muchas pruebas en el camino. La falta de respuesta a tiempo provocó que la familia y los testigos fueran amenazados en reiteradas oportunidades. Recientemente, un grupo de testigos fueron detenidos y golpeados. Eso plantea un panorama difícil para los que nos animamos a denunciar, a organizarnos y a luchar”, sostuvo.

La hermana de Arruga dijo que el deseo es que los funcionarios “cumplan con su tarea y puedan ponerse a la altura de las circunstancias. Sobre todo, que entiendan que el caso de Luciano es un muy grave en la provincia de Buenos Aires ya que tiene que ver con una desaparición forzada en democracia”.

“Tratamos de poner a Luciano como un ejemplo. Desde la democracia hasta hoy se han matado a más de 4 mil pibes víctimas de gatillo fácil y desaparecieron más de 200 personas. Nosotros nos alejamos de la denuncia particular para hacer una denuncia general de la situación. Buscamos englobarnos dentro de un grupo de familiares víctimas, que somos los que luchamos y sufrimos el asedio de la policía. Esta última es una mafia organizada que controla el delito y que no permite visibilizar la problemática”, remarcó.

Asimismo, Orieta manifestó: “Ojalá cada vez seamos más los que nos organicemos para luchar y defender la democracia, que es lo que está en riesgo si estas personas siguen manejándose con la misma impunidad y con metodologías propias de la última dictadura militar”.

“Los responsables policiales de la desaparición de Luciano están identificados con nombre y apellido. Cada uno cometió determinadas irregularidades la noche de la desaparición de Luciano, ya sea adulterando libros de guardia, saliéndose de su jurisdicción con los patrulleros o limpiando vehículos cuando tenía que hacerse una pericia con luminol. La Justicia debe avanzar con un proceso de investigación claro y Asuntos Internos debería lograr que no sigan trabajando. Hay que romper con el entramado de silencio. Hay que presionar a estas personas y que no sientan que no reina la impunidad ni que pueden manejarse como se les antoja. Debe existir una bajada de línea, una bajada política bien clara”, reclamó desde la señal de Radio Arinfo.

 


 Escuchá "Puente urbano" de lunes a viernes de 8 a 10 horas por www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo

 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario