Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

“Los Laureles”, un bodegón con mucha historia

Se trata de un espacio que estuvo a punto de perderse y que hoy intenta rescatar la impronta cultural de la zona Sur de la Ciudad





“Hace siete años, este lugar estuvo a punto de demolerse para hacer departamentos. Pero, afortunadamente, eso no sucedió. Nosotros aceptamos el desafío de ponerlo en valor y hoy estamos a pleno”. Con esas palabras, Doris Bennan retrató la historia de caída y resurgimiento del mítico Bar “Los Laureles”, un espacio neurálgico de la cultura popular del Sur de la Ciudad de Buenos Aires.

Este bodegón, que tiene su propia vida e historia, está desde 1893. En sus más de cien años pasó por un camino similar al de todas las pulperías de antaño: se convirtieron en almacenes de ramos generales, luego en billares y, por estos tiempos, pasaron a ser restaurantes.

“Lo más importante es la parte cultural. La gastronomía es solo una excusa para llevar adelante todo lo demás. El tango es lo central de la cultura popular y a veces tenemos también shows de poesía o folklore”, contó Bennan, la dueña del espacio.

En ese sentido, explicó: “Este boliche tiene larga historia de tango y nosotros la estamos continuando. Ángel Vargas vivía en esta misma cuadra. Algunos vecinos aún cuentan las anécdotas de cuando venía al bar y, cuando ya era famoso y se presentaba en la calle Corrientes, primero pasaba por aquí y les dejaba entradas a los parroquianos para luego irse a actuar”.

“Las noches de los miércoles, jueves, viernes y sábados hay shows, bailes y peñas. Los artistas de la Comuna 4 tienen un algo especial. No se sabe muy bien cómo expresarlo, pero el Sur en la cultura popular y en el tango de Arrabal es muy especial. En esta zona el tango aún está vivo en los adoquines, en los camioneros, en los vecinos, en las doñas. Aún está vivo ese espíritu”, remarcó Bennan en diálogo con “Resumiendo punto cuatro” en Radio Arinfo.

Al ser consultada sobre la ambientación del bar, precisó: “Hay cosas que quedaron de antes, pero todo lo demás fue aportado por los vecinos, algo que lo hace aún más rico. Trajeron fotos del barrio y artículos de los comercios antiguos. Esto se fue haciendo día tras día y eso le da una onda especial”.

“Nos traen, por ejemplo, discos de pasta y así se sigue engrosando la colección, que cada vez es más importante. Tenemos casi 2 mil títulos que pertenecían al programador de Radio Nacional y que nos los donó”, agregó.

Aunque en “Los Laureles” se recuerda siempre a los grandes valores del tango, también se apuesta a lo nuevo: “Tenemos cantores que cantaron con Troilo o Fiorentino, pero también está la nueva generación con sus propias creaciones. Se  revive un espíritu tanguero particular y esa integración le da un toque especial a la noche del bar”.

Este espacio del Sur de la Ciudad es una especie de “leyenda” porteña y por eso turistas de todas partes del mundo se acercan en gran cantidad: “Los recibimos con mucho amor. Ellos se van muy sorprendidos y suelen decir que no sabían que todavía quedaba lugares como este. Todos se retiran maravillados y prometen volver. Muchos lo hacen, y eso es un premio para nosotros”.

“A veces es complicado para el Sur porque el turismo va a los lugares tradicionales como Caminito o al Norte, con Palermo. Es muy raro que vengan a Parque Patricios o Pompeya. Además, hay mitos sobre los barrios del Sur y la inseguridad, algo que no es cierto. Hay que erradicar eso para que la actividad comercial y cultural pueda crecer”, sostuvo.

Aún así, rescató: “El boca a boca logra que se hagan conocer espacios como este y, a la larga, va a ser más que bueno. Cuando los turistas llegan al Sur y ven este andar especial, lo reconocen. Aquí hay muchos artistas con ganas de hacer cosas”, recalcó Bennan desde los micrófonos de Radio Arinfo.

 El bar ‘Los Laureles’ fue declarado patrimonio histórico de la Ciudad de Buenos Aires y ese es un gran motivo de orgullo para sus dueños y visitantes.

“Queremos que haya otros espacios que se rescaten y que se haga un circuito cultural más denso y más importante. Es muy difícil sobrevivir. Nosotros estamos por el alma y el corazón. Si fuera por una cuestión comercial, ya tendríamos que haber cerrado. Acá estamos, ya pasó lo peor y creemos que cada día vamos a ser más reconocidos”, concluyó.

 



Escuchá "Resumiendo punto cuatro" los miércoles de 19 a 20 hs. por  www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo

 

 



 
Comentarios
Enviá tu Comentario