¿Qué es la cirugía metabólica para tratar la diabetes?

Se trata de un tipo de intervención que facilita que los pacientes no dependan de fármacos ni insulina para mantener controlada su enfermedad





“La cirugía metabólica es la que se realiza sobre el tracto gastro-intestinal, con el objetivo de conseguir la remisión o la mejoría de la diabetes tipo 2. El concepto de remisión refiere a pacientes que, estando sometidos a un tratamiento farmacológico con medicación oral o insulina, pueden, después de la cirugía, dejar de requerir medicamentos y mantener controlada su enfermedad”, explicó la Dra. Susana Fuentes, integrante de la Sociedad Argentina de Diabetología y parte del equipo multidisciplinario que hace este tipo de intervenciones.

La profesional aclaró que el término “remisión” no equivale a “cura”, sino que refiere a aquellas enfermedades crónicas y evolutivas que no tienen cura, pero sí tratamiento, como la diabetes tipo 2.

En diálogo con “Radioterapia” por Radio Arinfo, Fuentes hizo hincapié en que no se trata de una cirugía en etapa experimental y precisó: “Es un tipo de intervención que tiene mucha historia, ya que se hace desde 1991, y que deriva de la que se hace para tratar la obesidad. Surgió luego de que en aquellos pacientes con obesidad mórbida y diabetes tipo 2 asociada se observara que, después de la cirugía, dejaban de requerir los fármacos para el tratamiento de esa enfermedad y quedaban con buen control metabólico”.

“A partir de esa observación en obesos mórbidos, se utiliza esta herramienta para el tratamiento de la diabetes tipo 2 en un grupo de pacientes que se selecciona cuidadosamente”, agregó.

Esta cirugía no se realiza en cualquier paciente con diabetes tipo 2, sino que hay que cumplir ciertas condiciones.  Deben ser personas que, pese a tener el mejor tratamiento médico con medicación oral o insulina, no puedan obtener el control de su enfermedad.

“La diabetes es una enfermedad en la que no se afecta solo el páncreas, sino también el tracto gastro-intestinal. El alimento toma contacto con la mucosa del intestino y este libera hormonas que funcionan como mediadoras y facilitadoras de la respuesta pancreática. Lo que se consigue con la cirugía es mejorar esos mediadores, para lo cual el páncreas debe ser respondedor. Eso es fundamental a la hora de elegir un paciente”, señaló Fuentes.

Aunque la cirugía metabólica se encuentra en un estadío inicial, ya se ha demostrado que es lo más efectivo y seguro en relación a la diabetes tipo 2, en estos casos que son cuidadosamente seleccionados.

El equipo multidisciplinario que realiza este tipo de intervenciones ya cuenta con 15 pacientes operados. 11 de ellos cumplieron los dos años de seguimiento. De ellos, siete requerían insulina antes de la cirugía y a los 18 meses ya ninguno requiere insulina para controlar la enfermedad. Ocho, en tanto, están sin necesidad de fármacos y otros tres requieren la ingesta de un agente oral. Es decir, han cambiado mucho su condición metabólica desde la cirugía a la fecha.

Todas las cirugías se hicieron en el hospital Evita Pueblo de Berazategui. Consiguieron material quirúrgico a través de un apoyo de la industria farmacológica, los profesionales pusieron el trabajo y el hospital la infraestructura. Este no es un procedimiento que esté dentro del Plan Médico Obligatorio (PMO).

“En Argentina ha aumentado la prevalencia de diabetes al igual que en el resto del mundo. En la última encuesta nacional de factores de riesgo, hay una prevalencia de 9.6% de diabetes tipo 2. Es decir, casi un 10 % de la población es diabética y más de la mitad desconoce que la padece porque es una enfermedad silente y asintomática. Si no se concurre a un control periódico de salud, muchas veces no es detectada”, alertó la Dra. Fuentes desde los micrófonos de Radio Arinfo.

En ese marco, indicó que hay factores que predisponen a tener diabetes como los  antecedentes familiares en primer grado y la asociación al sobrepeso u obesidad, que proviene del consumo de azúcares, grasas y del sedentarismo.

“Se recomienda en todas personas sanas con estos factores hacer al menos un control por año. Hay que trabajar en mejorar la calidad de comidas, tener hábitos de alimentación saludables y acompañarlos con actividad física regular. Eso pone un freno importante a la aparición de este tipo de enfermedad”, concluyó.




Escuchá "Radioterapia" los lunes de 14 a 15 hs. por www.arinfo.com.ar   


Seguinos en Twitter:  
https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario