Flores de Bach: ¿Qué son los patrones transpersonales?

El prestigioso especialista catalán Ricardo Orozco habla del trabajo que hizo a partir de los estudios publicados por el Dr. Bach





El Doctor Ricardo Orozco es  medico y co-fundador de SEDIBAC (Sociedad para el Estudio y la Difusión de la terapia floral del doctor Bach en Catalunia). En los últimos 20 años, ha dedicado su carrera al estudio y el desarrollo de los patrones transpersonales en relación a la terapia del doctor Bach.

“Es un trabajo que nace del estudio de casos publicados por él, en los cuales se ven algunas aplicaciones que no siguen el patrón de personalidad.  Es una sistematización de aplicaciones complementarias a las de fondo, que son personalizadas”, explicó el catalán a “La hora positiva” en Radio Mente Libre.

A la hora de hablar del surgimiento de su interés por este aspecto no muy desarrollado de la terapia, contó: “Lo que a mí me cambió la visión fue una historia del doctor Bach que habla de un electricista de 21 años que se electrocutó y se quemó la mano. Es uno de sus primeros casos y allí emplea sus 12 flores iniciales que, en aquel momento, representaban el sistema completo”.

“Usaba clematis para recuperar la vida de la mano que estaba como muerta y scleranthus por el temblor y la inestabilidad. Con eso me di cuenta que Bach trabajaba desde un directorio más amplio y superior: entendía lo que hacía la flor en todos los sentidos y me dio la impresión de que era el principio de la analogía”, precisó Orozco.

El especialista comenzó a trabajar en publicaciones sobre esta cuestión en 1994. “Es un tema que, 20 años después, sigue abierto pero que ha ayudado a muchas personas a mejorar los resultados de sus terapias”, aseguró.

“Hay muchos casos que han sido abordados desde el patrón transpersonal, que es un complemento al tratamiento de fondo que nos ayuda a leer y traducir el mensaje de los signos y de los síntomas”, planteó.

El catalán dijo a Radio Mente Libre que la terapia floral suele ser “sumamente personalizada”, pero que una misma flor puede hacer efectos diferentes en cada uno. “Las flores son catalizadoras de la información que tenemos el interior”, puntualizó.

“El patrón de información que emite cada flor se puede sintetizar en un par de términos. Clematis, por ejemplo, es reconexión. Eso define su efecto a todo nivel: sea en la personalidad, en un miembro, en un órgano, en un animal o en una planta”, precisó.

Finalmente, dio cuenta de los objetivos que persigue al estudiar el factor transpersonal: “Yo sentía que las flores se estaban mentalizando demasiado y eso es una auto-limitación. Bach decía que la mente es la parte más sensible y que es el germen de lo que después se cristaliza en la enfermedad. Pero nosotros no somos solo eso”.

“Lo físico, lo mental, lo emocional y lo espiritual son la misma cosa. Son planos interconectados que no se pueden separar. Si se separan, es simplemente para poder estudiarlos. Por eso todo pensamiento tiene correlación emocional y física instantánea. Si trabajamos desde una visión ‘integrativa’, el factor transpersonal nos permite una traducción signo/síntoma”, concluyó.

 


Escuchá "La hora positiva" losmartes de 18 a 20 horas por www.mentelibre.com.ar

 

 



 
Comentarios
Enviá tu Comentario