Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

La Guerra de Malvinas, en primera persona

El ex combatiente Fabio Santana recuerda su paso por la guerra y habla de su presente como cantante. El frío, la incertidumbre y el orgullo de defender a la patria





 
Fabio Santana nació en 1962 en  Ciudad Madero, partido de La Matanza. El 13 de marzo de 1981 comenzó su conscripción en Pablo Podestá y salió en la primera baja, el 13 de noviembre del mismo año. Tiempo más tarde, el 7 de abril de 1982, fue convocado para ir a Malvinas.

“Salimos con camiones de Pablo Podestá y viajamos en un Boeing 707 de Palomar hasta Río Gallegos. De allí volamos en otro avión hasta las Islas, a donde llegué el 13 de abril a las 4 de la mañana. Llovía mucho y hacía mucho frío”, recordó el ex combatiente.

Santana repasó el sentimiento de desolación que lo abrumó al darse cuenta que estaba en el marco de una guerra. Esa primera noche no durmió, solo se tiró al piso y se tapó con un poncho para el agua para cubrirse de la lluvia. “Ese clima hacía todo aún más lúgubre”, reconoció.

“Estuvimos tres o cuatro día en un galpón hasta que nos dieron destino. Nosotros éramos el apoyo del regimiento 7 de La Plata y el propósito era colocar campos minados para obstruir el paso del enemigo”, contó al programa “Malvinas, Héroes y protagonistas” en Radio ArinfoPlay.

Durante los primeros 15 días, el joven de La Matanza no tomó conciencia de lo que era la guerra: “teníamos dos raciones de comida diarias, estábamos en un lugar bastante pertrechado y no hacía tanto frío. El 1º de mayo fue el primer ataque inglés y ahí sí empezó la guerra para nosotros. Sufrí muchísimo frío y hambre”.

“Yo sabía que estaba defendiendo a la patria, pero no tenía mucha conciencia de ello. Tenía solo 19 años y me daban vuelta muchas cosas en la cabeza. Yo quería vivir, nunca dudé de eso”, remarcó.

El 14 de junio, el día del ataque final, fue “el momento límite”. “Fue una locura generalizada, con mucho desorden. Ese día no sentí cerca ni a los oficiales ni a los suboficiales, por eso no tengo buenos recuerdos de ellos, aunque sí de mis compañeros”.

“A mí me pesó mucho el hecho de volver de las Islas y que nos escondieran. Bajaban las lonas de la parte de atrás de los camiones para que no nos vieran. Eso es algo que me quedó grabado”, lamentó Santana.

En ese plano, añadió: “También me acuerdo de la primera vez que nos reunieron para darnos una medalla. Había unos infiltrados políticos y yo sentía que se estaban manchando a los 649 héroes que quedaron custodiando las Islas”.

El ex combatiente estuvo más de 20 años casi sin hablar de Malvinas: “Me costaba mucho. Sentía que era mejor correrme a un costado porque no podía asimilarlo. Con el paso de las años y cuando me hice más grande, comencé a pensar por qué no contarlo”.

Santana se convirtió en cantante y, aunque sentía orgulloso por su tarea como soldado, prefirió mantener su pasado a un costado: “La gente se sensibiliza mucho cuando se habla de Malvinas y yo quería recibir un aplauso por ser cantante, no por lo otro”.

Finalmente, el oriundo de La Matanza dijo a Radio ArinfoPlay que se siente “un beneficiado y un orgulloso veterano de Malvinas”.

“Siempre doy las gracias a quienes nos apoyan y nos dan la posibilidad de expresarnos. Ojalá todo esto sirva para que los chicos y los jóvenes entiendan que tenemos un gran país y que hay que seguir luchando por él, pero sin guerras y sin matar a nadie. Simplemente peleando por lo que es nuestro”, concluyó.
 



Escuchá "Malvinas, héroes y protagonistas " los miércoles de 22 a 23 hs. por www.arinfoplay.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario