Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

Cómo afecta a la actividad coral la implementación de la Ley de la Música

Un especialista en el tema analiza los puntos grises de la normativa que creó el Instituto Nacional de la Música





A fines del año 2012, el Congreso Nacional sancionó la ley por la cual se creó el Instituto Nacional de la Música. Promulgada a principios de 2013, la norma se puso en efectivo funcionamiento el pasado mes de octubre con la apertura del ente.

Marcelo Valva, presidente de ADICORA (Asociación de Directores de Coro de la República Argentina) hizo un repaso sobre cómo se fue dando la sanción de la norma conocida popularmente como “Ley de laMúsica”: “Esto se inició hace ya varios años, cuando se reglamentó una norma para lo  músicos de la época de Frondizi. Ese decreto reglamentario trajo varios problemas, hubo mucha presión de diversos sectores y debió ser derogado. Luego, se presentó un nuevo proyecto de ley que fue modificado y aprobado por el Congreso y promulgado por el Poder Ejecutivo en el 2013”.

“Este proyecto estableció la creación de un Instituto Nacional de la Música. En su origen, este quería ser algo similar al INCAA, que maneja un presupuesto propio y que fomenta la producción nacional de cine a través de subsidios y préstamos. Es decir, que cuenta con un fondo importante que se distribuye entre los productores que desean hacer sus trabajos”, agregó.

Luego, planteó: “En este caso, se quiso hacer lo mismo. Se creó un organismo con un patrimonio propio, que está orientado a fomentar la producción musical a través de un sistema de ‘vales’. Es decir, los músicos que quieran grabar un cd, alquilar una sala de ensayo o llevar adelante un proyecto, deben presentar la iniciativa ante el Instituto y este evaluará la entrega de los ‘vales’”.

“Estos últimos solo pueden pedirlos solo los músicos que están registrados y ese es el problema que se nos presenta a los que estamos en la actividad coral”, expresó Valva en diálogo “Música coral” por Radio Arinfo.

El director de coros y abogado lamentó que los protagonistas de la actividad coral “no tuvieran participación” en la redacción de la ley y llamó a los integrantes del sector a “tener un conocimiento mayor en cuestiones relacionadas a lo legal”.

“Mucho se habla y se critica, pero en realidad no se sabe qué dicen las normas”, planteó.

Respecto al proyecto aprobado por el Congreso, sostuvo: “Esta ley fue totalmente apoyada por una gran cantidad de músicos, pero también fue criticada por otros sectores ya que adolece de distintos problemas. Uno de ellos, por ejemplo, es que la secretaría de Cultura de Nación y la dirección de Artes no han tenido injerencia en su formulación”.

“Según el texto,  para ser considerado músico, uno debe presentar solo una declaración jurada. No hay exámenes y se otorga una credencial que da derechos a los beneficios de la ley”, criticó Valva.

En ese plano, agregó: “La realidad es que es muy difícil definir qué es un músico. La ley lo describe como una persona física, argentina o extranjera con residencia en el país, que canta, interpreta o ejecuta de manera instrumental o vocal una obra musical.  También, según la norma, es músico aquel que recita o declama, algo que en realidad es propio del teatro. Es cierto que hay géneros en que la voz hablada está tomando mucho protagonismo, pero siempre debe haber un soporte musical”.

“Para la ley también es músico aquel que imparte conocimientos sobre el arte musical en forma autogestionada, pero no se dice nada sobre el docente, por ejemplo, de un conservatorio”, reclamó.

El Presidente de ADICORA aseguró que la ley “está orientada a un determinado sector”, el cual “ha salido indudablemente beneficiado” e hizo hincapié en las trabas que existen para quienes se dedican a la actividad coral.

“A nosotros se nos presentan muchos problemas para acceder a los beneficios y creemos que hay que solucionar esas deficiencias. Por ejemplo, la norma define a la agrupación musical como un conjunto de artistas, formado al menos por dos personas que estén registradas. En el caso de los coros, ¿deben estar todos los integrantes registrados? Eso sería algo imposible porque hay alto nivel de migración en estas agrupaciones”, analizó Valva desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Asimismo, señaló: “Los coros no están formados por cantantes, sino por personas comunes a las que les gusta cantar: herreros, albañiles, docentes, amas de casa etcétera. Son personas que no buscan vivir de la música, sino disfrutar de la misma. Son espacios que tienen mucho de social y también mucho de artístico. Es por eso que estos casos, el intérprete para la ley debería ser el director, que es el responsable y la cara visible. Esa sería una de las posibles soluciones”.

“Hay instituciones de fomento a la actividad coral y organizadoras de festivales que no serían consideradas como músicos y que no podrían acceder a los beneficios de la ley. Eso es algo bastante ingrato”, reclamó el director de coros.

Y, finalmente, manifestó: “Hubiese sido interesante, práctico y serio que la ley tuviese una discusión mayor. Debió haber un espíritu de convocatoria más abierto”

 


Escuchá "Música coral" los viernes de 12 a 13 hs. por www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo

 

 



 
Comentarios
Enviá tu Comentario