Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

Cómo sigue la situación de los trabajadores de la cooperativa Alé Alé

Tras un intento de desalojo que no se concretó, quienes gestionan hoy el local se ilusionan con firmar un acuerdo para mantener sus fuentes de trabajo





El domingo 1º de diciembre, cerca de las 22 horas, la policía federal y la Metropolitana se apersonaron en las inmediaciones del restaurant Alé Alé con el fin de cumplir con una orden judicial que ordenaba el desalojo del inmueble ubicado en la esquina de Avenida Estado de Israel y Jufré, en el barrio de Villa Crespo.

Finalmente, tras varias horas de tensión y por al presión mediática y social que se generó, las fuerzas dieron marcha atrás y se retiraron, permitiéndoles a los trabajadores continuar con su labor.

“Fueron doce horas de pura tensión. Todo comenzó a las 22 horas, cuando había gente cenando, y notamos que de unos camiones comenzaron a bajar los vallados para efectuar el desalojo a través de la policía Metropolitana. Cuando nos dimos cuenta, comenzamos a avisar a los medios, a las organizaciones y a políticos”, relató Andrés Toledo, Presidente de la cooperativa de trabajadores que se conformó tras el vaciamiento de la empresa que realizaron los antiguos dueños.

El restaurant Alé Alé quebró hace aproximadamente un año y sus 40 trabajadores decidieron continuar con el emprendimiento en forma de cooperativa para mantener sus fuentes laborales. Sin embargo, el mayor problema se presentó cuando los dueños del local, que a priori conformaban una empresa distinta a la dueña del fondo de comercio, exigieron que se retiren de las instalaciones e iniciaron una causa judicial que derivó en la orden de desalojo.

En ese marco, Toledo consideró: “Esa no era la manera de sacar a 40 trabajadores. El modo de solucionar esto es sentarnos en una mesa, dialogar y acordar algo que nos convenga a ambas partes. Nosotros siempre tuvimos la voluntad de pagar un alquiler y así se lo hicimos saber al juez que entiende en la causa. Siempre tratamos de llegar a los dueños del local de una manera pacífica y tranquila. No queremos que esto sea un Borda más”.

“Queremos que nos hagan un contrato y, vencido este, nos iríamos”, explicó en diálogo con “Somos la 15” por Radio Arinfo.

El Presidente de la cooperativa desestimó que el apuro por echarlos del local se deba a la voluntad de los dueños del inmueble de vender este para construir allí un edificio y planteó: “La dueña del local es una empresa que no puede hacer ninguna transacción porque tiene el CUIT inhabilitado desde el año 2006 por ser una empresa fantasma y también por lavado de dinero, fraude y estafas. Yo creo que detrás de esta empresa están los mismos dueños de la SRL que explotaba el restaurant y por eso el no rotundo a firmar un contrato con nosotros”.

Tras este conflicto, los trabajadores se esperanzan con firmar en los próximos un acuerdo que, al menos, les permita quedarse en el inmueble hasta el 31 de julio de 2014. “No pedimos quedarnos eternamente. A partir de eso vamos a motorizar la búsqueda de otro local para explotar Alé Alé en otro espacio. No queremos perder nuestra fuente de trabajo ni enfrentarnos a una fuerza pública”, sostuvo Toledo.

“En todo este tiempo, los 40 trabajadores de Alé Alé hemos logrado algo impresionante. Tras el abandono, el vaciamiento y la humillación de la patronal, nosotros le pusimos el hombro a la situación y, trabajando unidos, logramos que el restaurant no cierre sus puertas”, destacó y aseguró que, en tan solo un año, lograron levantar en un 200% el trabajo del local.

Finalmente, el trabajador gastronómico resaltó el apoyo que han recibido por parte de la comunidad e hizo referencia a la cena de apoyo que realizaron un día después del intento de desalojo.

“Aquel domingo, los clientes que estaban dentro del local, cuando notaron el pánico entre nosotros, decidieron quedarse a apoyarnos. Eso fue algo impresionante Además, se generó tanta presión por la ayuda de la comunidad, que obligó a los dueños a sentarse con nosotros y tratar de llegar a un acuerdo”, señaló Toledo desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Y, concluyó: “La cena de apoyo estaba organizada previamente al intento de desalojo y no quisimos suspenderla porque creímos era el momento de demostrar que, después de 12 horas de tensión, teníamos la voluntad de seguir trabajando. Fue un éxito y el local estalló de gente. Hubo casi 500 personas. Se acercaron vecinos, agrupaciones, legisladores y comuneros. Eso nos demuestra que en esta lucha no estamos solos”.
 



Escuchá "Somos la 15" los martes de 17 a 18 hs. por www.arinfoplay.com.ar y los miércoles de 7 a 8 hs. por www.arinfo.com.ar  

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo

 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario