Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

Aldo Ferrer: “Hay que darle una respuesta a la falta de divisas”

El economista analiza el panorama argentino y afirma que hay inflación, aunque sostiene que “no es como la de otros tiempos”





El gobierno argentino afronta diversos desafíos en el plano económico, a los cuales deberá plantear soluciones en el corto y mediano plazo con el fin de lograr un equilibrio de cara al año 2015.

“El gobierno enfrenta algunos problemas de insuficiencia de divisas, producto del problema histórico de subdesarrollo industrial. Esto genera un gran déficit en el comercio de manufacturas, algo que se agrava por la situación de la energía proveniente de los hidrocarburos”, analizó el economista Aldo Ferrer.

En ese marco, añadió: “El tema central es la falta de divisas y hay que darle una respuesta, pero hay que ver de dónde vendrán esos dólares adicionales. Hay que tratar de que provengan de la parte comercial, a través del fortalecimiento de la competitividad”.

“Los recursos externos deben ser para aumentar la inversión y no para generar deuda. Esto plantea desafíos respecto a qué tipo de créditos se van a tomar. Los de proveedores, por ejemplo, hacen que no se pueda utilizar el poder de compra para fomentar el desarrollo industrial propio. Es por eso que hay que evitar que aumente el material importado para que el poder de compra se vuelque a la producción nacional y así lograr la transformación del país”, señaló Ferrer en diálogo con “Ríos de tinta” por Radio Arinfo.

El economista aseguró que existen iniciativas, entre ellas el arreglo con Repsol, que pueden estimular la llegada de fondos externos, aunque resaltó la necesidad de “manejarse con cuidado para no volver a la situación de deuda y desindustrialización que ya vivimos durante la dictadura y la década del 90’”.

Ferrer también hizo referencia a otro de los índices económicos que más preocupan a los argentinos, que es el de la inflación. Y, en primer término, la explicó a través de la negociación de precios y salarios: “Hay una puja por el ingreso entre capitalistas y trabajadores, lo que es un hecho natural y un dato de la economía de mercado. El tema es cuáles son las reglas del juego de la economía que ubican a esa puja distributiva en el marco del crecimiento. Nosotros, por el contrario, la hemos posicionado en el marco del atraso y la desindustrialización, por eso el sector asalariado perdió empleo y capacidad negociadora”.

“Si la economía crece y las políticas son consistentes con la ampliación de la capacidad productiva y el avance científico y tecnológico, se genera un cuadro distinto para la negociación: el aumento de la riqueza permite aumentar las ganancias y los salarios. El problema no es la puja distributiva, que es un dato económico natural, sino cuáles son las reglas de la política económica que permiten que esta se de en el marco del crecimiento y no del conflicto”, sentenció.

Asimismo, reconoció que el aumento de precios en la actualidad “es mayor al que conviene”, pero afirmó que “no es la misma inflación de otros tiempos, cuando era consecuencia del descalabro macroeconómico”.

“Hoy hay estabilidad institucional, división de poderes, una macroeconomía que conserva elementos de equilibrio y riesgos de desequilibrios que pueden volver a generar una situación crítica. La situación es complicada, pero no es equivalente a la del pasado. Entonces, hay que resolverla con crecimiento, negociación, fortalecimiento de la macroeconomía y convencimiento de la sociedad de que el presupuesto es sólido. Cuando se consolida la confianza del país, se crean condiciones de estabilidad que hay que sustentar en la negociación entre trabajadores y empresas, con el control del estado”, indicó.

Finalmente, desde los micrófonos de Radio Arinfo, reflexionó respecto a la incidencia del dólar en la economía nacional y se mostró optimista respecto al panorama a futuro: “El país tiene una memoria colectiva de inestabilidad, por lo que cuando crece la incertidumbre, se dolariza el ahorro. Así fue erosionada la moneda nacional, que no puede cumplir ciertas funciones como en otras economías organizadas. No es instrumento de ahorro ni valoriza a todos los bienes del mercado”.

“De todas maneras, hoy el país está en comando de sus recursos y el FMI no viene a decir lo que hay que hacer. Argentina ha recuperado soberanía, pero hay que consolidarla con la solidez de la macroeconomía, del presupuesto y de la competitividad. Eso es algo que no se resuelve recurriendo indiscriminadamente al mercado internacional de capitales, algo que hicieron los países europeos y que hoy están pagando las consecuencias”, concluyó.




Escuchá "Ríos de tinta" los sábados de 10 a 13 hs. por www.arinfo.com.ar 

S
eguinos en Twitter: www.twitter.com/RadioArinfo

 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario