Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

Cuáles son los controles de rutina que se realizan a los recién nacidos

Una guía para padres de los chequeos habituales que recibe un bebé en sus primeros minutos de vida





Muchas dudas y angustian invaden a los padres cuando, escasos minutos después del nacimiento, el bebé es separado de la madre y llevado a un cuarto especial para realizar estudios médicos. Sin embargo, es necesario entender que todo este proceso es parte de un procedimiento habitual que no debe conllevar mayores preocupaciones.

“Cuando un bebé nace, ya sea por parto normal o por cesárea, lo primero que se intenta es que esté en contacto con su mamá. Es importante el apego, el contacto piel a piel y tratar de establecerlo lo antes posible. Recién después de eso, lo llevamos a una sala contigua a la de partos para hacer los primeros controles pediátricos o neonatológicos”, explicó la pediatra Valeria Duckman.

En diálogo con “Mamás con aire de radio” por Radio Arinfo, la doctora precisó cuáles son estos estudios de rutina: “Se hace la toma de signos vitales y también se ve la temperatura, la frecuencia cardíaca y respiratoria”.

“También se hace un lavado por arrastre, porque el bebé nace con muchas secreciones y con lo que se llama “unte sebáceo”, para eliminar todo eso”, añadió.

En ese marco, señaló: “Luego, se hace un examen físico que es importantísimo para ver el estado del bebé y conocerlo por primera vez. Lo auscultamos, lo miramos y lo palpamos por delante y por detrás. También se toma el peso, que da un parámetro para controlar el descenso por pérdida de líquidos en los próximos días. Además, se registra la talla y el perímetro cefálico”.

“A esto se suman procedimientos de forma rutinaria como la aplicación de una solución en los ojos que previene las conjuntivitis neonatales y la aplicación de dos inyecciones en los muslos.  Una es vitamina k, para prevenir la enfermedad hemorrágica de recién nacidos, y la segunda es la primera dosis de la vacuna contra la hepatitis B, que después se va a completar con el Calendario Nacional Obligatorio en los meses subsiguientes”, planteó la pediatra.

Duckman aseguró que este proceso dura entre 5 y 10 minutos y destacó la importancia de que el papá o el acompañante de la mujer esté presente para luego llevar al bebé nuevamente con la madre.

“Luego, los controles se hacen en forma diaria en la habitación porque se busca que el bebé descanse, que esté al lado de la mamá y que se comience con la lactancia”, sostuvo desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Finalmente, la pediatra explicó de qué se trata el famoso “Test de Apgar”: “Este nos permite dar una puntuación, al momento del nacimiento y a los cinco minutos, que refleja en forma global como está ese bebé y cómo hace la transición del parto o nacimiento. Esto de ninguna manera es un pronóstico: si el bebé tuvo un puntaje de Apgar bajo, no implica que vaya a tener complicaciones futuras”.

“En ese momento se evalúan cuestiones como la respiración, el llanto, el pulso, la coloración, el tono, la fuerza muscular y algunos reflejos. La mayoría de los bebés, a los cinco minutos, ya suelen tener una puntuación de 8 ó 9 sobre 10. Esa es una información importante para el pediatra que va a atender al bebé después”, concluyó.

 


 

Escuchá "Mamás con aire de radio" los viernes de 10 a 11 hs. porwww.arinfo.com.ar 

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo

 


 
Comentarios
Enviá tu Comentario