Matías Vidondo, sobre ‘La Mole’: “El golpe que me dio podría haber sido fatal”

El flamante campeón argentino de peso pesado repasó la pelea ante Moli que terminó en escándalo





La velada de boxeo que se desarrolló en la madrugada del 31 de Agosto en el club Talleres de Remedios de Escalada terminó de la peor manera. El espacio que debía albergar la pelea entre Fabio “La Mole” Moli y Matías Vidondo por el título argentino de peso pesado terminó siendo el escenario de una batalla campal, luego de que el cordobés fuera descalificado por pegarle a su oponente en la nuca cuando este ya estaba en el piso.

“No fue cómo yo quería triunfar. Yo salí a ganar desde el primer momento, pero nunca me interesó entrar en el cuerpo a cuerpo: yo quería boxear. Yo no sentía sus manos, pero él sí sentía las mías”, aseguró Vidondo.

Respecto al momento más polémico del combate, que derivó en la descalificación de Moli, relató: “Él me baja, me pega en la nuca, pero yo le devolví los golpes. Luego, me vuelve a ‘palanquear’ con los antebrazos y ahí me apoyo en el piso para que el referee le llame la atención. Yo nunca estuve knock out o groggy, solo quería que se limpiara la pelea”

“Me venía aguantando un montón de codazos y cabezazos, pero lo que vino después ni me lo imaginaba. Yo quería boxear, pero de la manera que él planteó ese último round, era muy difícil. Él ya venía cometiendo varias infracciones, incluso me llegó a tirar un golpe después de que sonara la campaña. Después del tercer round se empezó a transformar. En un momento me reí y a partir de ahí se desencajó”, afirmó “El Matador” en diálogo con “Primer guante” por Radiogol.

Ante las acusaciones de que simuló el último golpe para forzar la descalificación de su oponente, el neuquino se defendió: “Yo no inventé nada: no se me apagó la luz, pero me sentía flojo, como un muñeco de trapo. Sentí que se me anuló el cuerpo y perdí la fuerza. El lunes siguiente me tuve que hacer una tomografía y una resonancia. Podría haber empezado a entrenar ese mismo día, porque no tenía ni un golpe en la cara o en el cuerpo, pero ese último golpe me hizo muy mal”.

“Si yo hubiese estado noqueado, ese golpe podría haber sido fatal”, sostuvo.

Vidondo calificó como “una vergüenza” lo que pasó abajo del ring: “Fue un momento triste porque habíamos venido a tener un momento soñado. Pelear por el titulo argentino para mí era muy importante. Es más, cuando me dijeron que iba a hacer esta pelea ni siquiera pregunté por la plata, porque para mí era un sueño”

“Este es un deporte noble y lo que pasó no le hace bien. Hay muchos prejuicios respecto al boxeo y a los boxeadores y esto le hace muy mal,  genera violencia. En vez de estar hablando de lo lindo que podría haber sido todo, estamos hablando de una acción antideportiva”, planteó.

Respecto al desempeño de “La Mole”, señaló: “Tal vez años atrás pegaba más fuerte, pero yo no lo sentí. De todas maneras, me sorprendieron los “huevos” que tuvo, porque se cayó dos veces y se levantó. Muchos hablan mal de su técnica pero la verdad es que cubrió bien y aguantó la pelea. A él nunca le pegaron como le pegué yo”

“El lunes después de la pelea nos cruzaron en un programa de Córdoba. Me pidió disculpas y está todo bien. Me dijo que quería la revancha y yo se la daría”, dijo, despejando toda polémica de cara al futuro.

“El Matador” tambio hizo referencia a sus ganas de combatir ante Marcelo Domínguez: “Que él quiera pelear conmigo es un orgullo. Igual, voy a salir a ganarle si se da”.

“Yo, antes que boxeador, soy un deportista. Comencé siendo amateur, sin pensar hasta dónde podía llegar. La realidad es que ahora el campeón soy yo y van a tener que salir a ganarme. Yo peleo por la gloria”, recalcó desde los micrófonos de Radiogol y admitió que su sueño es enfrentar  al ucraniano Klitschko.

Finalmente, habló de su filosofía como boxeador: “En la previa, a mi novia le dije que iba a salir a matar o morir. Yo no salí a ver qué pasa, sino a dar todo. Yo doy la vida arriba del ring y por eso se dan los resultados. Voy a hacer lo mismo con Domínguez o con quien sea”.

“Haber llegado acá para mí es un sueño. El título argentino lo tuvieron Bonavena y Firpo. Soy el primer campeón argentino que tiene Neuquén. Todavía estoy cayendo en que es cierto”, concluyó.




Escuchá "Primer guante" todos los miércoles a las 23 horas porwww.radiogol.com.ar


 
Comentarios
Enviá tu Comentario