“Tres jueces para un largo silencio”, una vuelta a las tensiones del pasado

La obra relata la traición a Juan José Castelli y funciona como una metáfora de cualquier época de la historia argentina



Con dos funciones durante el mes de Septiembre, “Tres jueves para un largo silencio” vuelve a la cartelera porteña.

“La obra es de los años 60’, de Andrés Lizarraga, y recorta una parte del proceso histórico argentino. No es una obra documental, sino que los hechos son presentados de manera dramática”, explicó Horacio Carbone, uno de los protagonistas de la pieza.

Respecto a los hechos históricos allí presentados, precisó: “La obra se centra en la batalla del Desaguadero. Juan José Castelli va al Norte en nombre de la junta, sufre una traición y una derrota. Eso produce un juicio que deja  a las claras las contradicciones del proceso revolucionario”.

“La obra trata sobre las tensiones que había entre nosotros mismos al tratar de construir nuestra historia”, remarcó el actor en diálogo con “Intervención urbana” por Radio Arinfo.

Respecto a las particularidades del material de Lizarraga, Carbone planteó: “Esta obra cuenta con el talento de ser una metáfora que puede remitir a distintos procesos de la historia. El imaginario que se actualiza corre por el lado del público y eso es algo que está bueno”.

“La puesta en escena y la manera en que se cuenta la obra es de una dinámica y de un juego escénico que nos seduce y que nos mantiene en el tiempo”, remarcó el actor, que integra un elenco que hizo esta pieza por primera vez hace 20 años.

Sobre esta vigencia en el tiempo, señaló: “La primera vez que hicimos esta obra teníamos 30 años y hoy ya pisamos los 50. Eso presenta una paradoja porque los personajes tienen la misma edad, pero nosotros, no”.

Carbone presentó al personaje de Castelli como “muy seductor” y habló del rol del espectador en esta puesta: “El público sigue siendo un espectador, una persona que viene a contemplar y a compartir emocionalmente una situación teatral. No los exponemos a situaciones de inclusión o a un juego que se plantea en otro tipo de teatro”.

“Esta obra es muy dinámica, es una joyita”, afirmó desde los micrófonos de Radio Arinfo.

Finalmente, hizo referencia a un ambicioso proyecto que vienen emprendiendo junto a todo el elenco: “Se nos ocurrió convocar a gente joven para heredar la puesta. El teatro es un arte en el que no hay una partitura y por eso las puestas se pierden en el tiempo”.



Escuchá "Intervención urbana" los lunes de 10 a 11 hs. por www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter: https://twitter.com/#!/radioarinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario