“Si nuestros cuerpos no son soberanos, no hay justicia social posible”

La dirigente política Cecilia Merchán analiza como las leyes en materia de derechos civiles significaron un paso adelante para el país





Cecilia Merchán tiene una inconfundible tonada cordobesa que le pone un condimento especial a todo lo que dice. Oriunda de un pueblo llamado James Craik, la ex diputada nacional pasó su adolescencia en Villa María, lugar donde adquirió sus primeras experiencias en el ámbito político.

“En el año 1985, un profesor de teatro, ex montonero, me trajo libros y cosas sobre Jauretche, Evita y el peronismo. Así, fui incorporando un trabajo barrial y, desde esa experiencia y esa mirada, comencé a involucrarme políticamente”, contó la actual coordinadora de articulación estratégica de la Subsecretaría para la reforma institucional y el fortalecimiento de la democracia.

Sin embargo, sus acercamiento a la política había tenido su germen muchos años antes, cuando tenía tan solo seis años: “Mi abuela fue mi ídola, ella no sabía leer ni escribir y cuando yo le preguntaba por qué, ella me contestaba: “porque soy del campo, pobre y mujer”. Eso me marcó para toda la vida”.

Merchan, quien reconoce como uno de sus referentes políticos a John William Cooke, es una reconocida militante de los derechos de las mujeres y, en ese marco, expresó su opinión respecto a los cambios que se han producido en materia legislativa en los últimos años: “No tenemos conciencia de hasta dónde hemos dado un paso adelante. Las peleas por el matrimonio igualitario y por la ley de identidad de género tienen una dimensión muy increíble y maravillosa porque se acostumbraba a decir que eran luchas por derechos individuales, cuando en realidad son por la justicia social”.

“Si nuestros cuerpos no son soberanos, no hay justicia social posible”, aseguró en diálogo con “Ríos de tinta” por Radio Arinfo.

La ex Diputada destacó que, aunque aún no se logró legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, se pudo llevar su discusión al congreso en el año 2011.

“En el hacer diario y cotidiano hay que poner acento en que todas estas leyes se cumplan, porque es algo que nos involucra a todos y a todas. Hay que sacar esa cuestión binaria porque, al hablar de diversidad, no todos nos encontramos dentro de los términos “Hombre” o “Mujer”. Hay que disfrutar de la diversidad, cultural, racial, sexual o religiosa para hacer una efectiva justicia social”, planteó.

La Colectiva es una organización fundada por Merchán junto a otros militantes hace un año. Con presencia en diez provincias, el movimiento basa su trabajo en la labor territorial, en las tareas de alfabetización, en los grupos de mujeres y en los espacios universitarios.

“Nuestro criterio fundamental es articular con otros, sean tanto organizaciones del campo nacional y popular que coinciden con el proyecto que encabeza la Presidenta, como otras que no”, señaló desde los micrófonos de Radio Arinfo y recalcó que, aunque una de sus ideas fundamentales es la de una efectiva implementación de un estado laico, también se vinculan con espacios de la militancia religiosa.

Finalmente, desde su labor de comunicadora, Merchán recordó a las mujeres anarquistas y sindicalistas de principio de siglo y sostuvo que le gustaría hacer un documental sobre ellas.

“Eso terminó con una Evita que planteó el voto femenino y que reivindicó laboralmente a la mujer”, concluyó.

 

 

 


Escuchá "Ríos de tinta" los sábados de 10 a 13 hs. por www.arinfo.com.ar 

S
eguinos en Twitter: www.twitter.com/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario