“La impunidad gana en todos los casos de violencia en el fútbol”

Liliana Suarez de García, fundadora de FAVIFA, sostiene que no hay voluntad política para terminar con el flagelo de la violencia en las canchas





“Cuando ocurren estos hechos me da mucha angustia, porque uno revive las situaciones que pasó”. Así grafica Liliana Suárez de García sus sentimientos al ver los numerosos hechos de violencia que se suceden cada fin de semana en torno a los espectáculos futbolísticos de la Argentina. 

El episodio que Liliana rememora ante estos episodios es la muerte de su hijo, Daniel, ocurrida en 1995 en la Copa América que se disputó en Uruguay. El joven murió por las puñaladas recibidas cuando un grupo de barras de Deportivo Morón y Tigre atacó la Traffic en la que volvía hacia la Argentina, luego de ver un partido de la Selección. 

“Yo le decía que no fuera a la cancha porque había escuchado sobre la muerte de unos hinchas de River, pero nunca realmente me imaginé que también me podía pasar a mí”, sostuvo Liliana. 

A partir de su experiencia y su dolor, Suárez de García decidió crear en el año 1997 FAVIFA (Familiares de las Víctimas de Violencia en el Fútbol Argentino). “Cuando a uno le ocurren estas cosas empieza a golpear puertas en forma solitaria. Nosotras éramos mamás que nos ocupábamos de nuestras casas y de nuestros trabajos, que no entendíamos nada de fútbol, pero que un día nos tocó salir a comprender. Nosotras pensábamos que un partido era 11 contra 11 y ahí terminaba todo”, recordó. 

Y continuó: “Ante lo que nos pasó, decidimos unirnos para hacer algo, porque la unión hace la fuerza y es importante para seguir adelante. Trabajamos para que a otros no les pase lo que nos pasó a nosotros” 

“Al comienzo todo fue difícil. Hay que tropezarse muchas veces con la indiferencia, la falta de respeto y la hipocresía de los funcionarios. Comenzás a darte golpes y a aprender. Yo siempre digo que nuestros hijos paren una nueva madre porque nos transformamos: comenzamos a estudiar para interpretar un expediente judicial, para salir a hablar y a manifestarnos. No estábamos acostumbradas, pero la vida nos llevó a eso”, resaltó en diálogo con el programa “El ombligo de la luna” de Radio Arinfo. 

En ese sentido, rescató la lucha de Mónica Nizzardo, quien recientemente se alejó de la ONG Salvemos Al Fútbol debido a la impotencia ante la falta de respuestas, y afirmó: “Vemos diariamente esto que es muy perverso e hipócrita. Hay una falta de voluntad política absoluta para terminar con la violencia. Una le pone todas las energías y no ve adelantos ni que el esfuerzo valga la pena” 

Al ser consultada respecto al rol de las mujeres en la lucha, Suárez planteó: “Nos dicen el sexo débil pero, para ciertas cosas, pareciera que somos más fuertes. Una llevó nueve meses a su hijo en el vientre y, cuando te lo arrancan de esa manera, tenés que salir a luchar por él.  Yo le prometí a mi hijo en su tumba que nunca iba a abandonar. Si no encuentro a sus asesinos, seguiré igual, porque la única batalla que se pierde es la que se abandona. Siempre tengo la esperanza de que no todo está perdido”   

La fundadora de FAVIFA expresó su punto de vista respecto a los hechos de violencia que se suceden semana a semana en torno al fútbol: “Siempre creí que había pelearla para que el fútbol no se pare y para obligar a  los organismos de seguridad a que trabajen y que den respuestas para cuidar a los que van a la cancha. Hoy tengo dudas sobre eso, si no están capacitados para cuidarnos, que el fútbol se pare. Yo antes no creía en eso, pero no quiero que haya más muertes” 

“La situación se agravó mucho. Mi causa comenzó en 1995 y allí ya la política tenía relación con el fútbol. Los asesinos de mi hijo eran fuerza de choque de Juan Carlos Rousselot, el ex intendente de Morón.”, comentó. 

Suárez de García calificó la situación de “indignante” y explicó: “Hoy todo esto está blanqueado absolutamente: ser barrabarava es un trabajo. Son poderosos porque manejan mucho dinero tanto con los trapitos como en los puestos de comida o en los pases de los jugadores”. 

En ese marco, aclaró cómo se manejan estas agrupaciones delictivas, que se dividen entre primeras y segundas líneas: “Los primeros son los grandes señores de la escena, los que manejan verdaderamente los negocios y los otros son utilizados.  Por eso hoy vemos que las peleas se dan entre facciones de un mismo club, ya que pelean por el poder. Hoy no se pelea por rivalidad sino por el poder, la posición, el dinero y el control” 

“Eso se comprueba en el caso de Hinchas Unidas Argentinas, una agrupación de barras que fue al Mundial. Pueden ser de distintos clubes, pero cuando están juntos son amigos y se unen para los negocios”, afirmó. 

“Estamos desbordados. Es muy lamentable tener que pensar que va a haber más incidentes y yo no me quiero acostumbrar a esto. No se previene como corresponde y después hay que lamentar los hechos”, sostuvo. 

En declaraciones a Radio Arinfo, la madre de Daniel afirmó que las causas por estos hechos no avanzan porque se trata de delitos perpetrados por “mafias organizadas”. 

“Hay asociaciones ilícitas, pero esta figura es complicada de investigar como tal y eso deja a todos muy tranquilos porque no se les puede comprobar nada. A mí nunca me dieron respuestas, se delegaban las responsabilidades entre las distintas entidades e instituciones. Por eso nunca se encuentra a los responsables, las causas duermen en los juzgados, prescriben sin condenas y la impunidad gana en todos los casos de violencia relacionados al fútbol”, aseveró, al mismo tiempo que manifestó que, actualmente, el 90% de los familiares en FAVIFA no tiene justicia y, en muchos casos, ni siquiera hubo juicios. 

La estrecha relación entre barras, gremios (como en el caso del asesinato de Mariano Ferreyra) y política es bien conocida: “La política siempre está metiendo la cola. Los barras tienen cargos en lugares muy importantes y se dan alarde de sus amigos poderosos y de que hacen lo que quieren. Además, muchas veces, la gente común le hace honor a los barras. También hay irresponsabilidad de algunos medios que a veces ponderan a estas personas, pero yo creo que no habría que darles siquiera identidad”. 

A pesar de los reveses judiciales, políticos y sociales, Liliana Suárez de García apuesta a un próximo proyecto que se basará en la educación de los jóvenes: “Debemos seguir trabajando para generar conciencia y para lograr un cambio” 

“Yo siempre dije quiénes son los responsables de todo esto: el estado ausente, la AFA, algunos medios, algunos jugadores que solventan a las hinchadas, los organismos de seguridad con la figura preponderante de la policía y la justicia que no da respuestas. Todos forman un combo perfecto para que la impunidad gane en todos los frentes”, concluyó.



Escuchá "El ombligo de la luna" todos los miércoles de 21 a 23 horas por www.arinfo.com.ar  

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario