Graziano: “El teatro es un oficio religioso, solo hay que ser devoto”

El prestigioso director repasa sus comienzos y comparte las claves para mantener la vigencia y al amor por el arte





El afamado director teatral Rodolfo Graziano pasó por el aire de “Claseficados” en Radio Arinfo y compartió una extensa charla en la que recorrió sus inicios, sus creencias sobre el arte y su actualidad, que aún lo encuentra íntimamente ligado a su gran pasión.
 
En primera instancia, Graziano destacó el valor de la palabra y el vínculo de esta con su actual proyecto: “A la palabra ya no se le da tanta importancia y escénicamente también advertimos esto, pero el silencio también puede ser una palabra muy rica.”
 
“La palabra tiene mucho de mentira. Mentimos mucho, ocultamos mucho y nunca expresamos la verdad, sea por interés o por no quedar mal.”, expresó el director, quien vínculo esta concepción con la obra que hoy está presentando: “En este momento estoy trabajando con un grupo de alumnos surgido de taller sobre la importancia de la expresión anterior a la palabra. Tomando varios autores, entre ellos Sartre, surgieron personajes que se fueron ubicando y escribí una pieza sobre la antesala a lo que presenta Sarte. Él presenta el infierno, entonces intenté hacer el purgatorio, donde hay que confesar la verdad.”
 
“Hace 20 años que venimos bregando por un teatro accesible a todo público. Entonces, con mucho sacrificio, ofrecemos esta obra a la gorra.”, informó.
 
Luego, el ex Director del Teatro Nacional Cervantes, expresó sus concepciones sobre el teatro, esa pasión que lo acompaña desde la niñez.
 
“El teatro está en todos lados, en la calle y en la vida. Todos hacemos teatro: desde que nacemos, lloramos cuando queremos conseguir algo. La representación y la actuación son muy naturales, las da la vida.”, consideró.
 
Asimismo, sostuvo: “El teatro es un oficio religioso, pero sin un credo en especial, solo hay que ser devoto. El púlpito es el escenario y, en relación a la risa, la emoción y el drama, debe ser el oficiante el encargado de transmitir ese mensaje del que escribe, el poeta o el autor. Esperemos que haya mucha gente que sienta esa necesidad de ir al templo que es el teatro.”
 
Graziano también recordó como esta pasión por el teatro surgió desde muy pequeño: “A los 10 años ya me gustaba jugar e ingresé a un grupo infantil con el cual teníamos un audición por Radio Mite. También íbamos a cárceles, reformatorios y hospitales a llevar nuestro arte.”
 
“A los 16 ingresé al Seminario Dramático. En la primera oportunidad me ‘bocharon’, pero eso fue muy valioso porque me preparé muy fuerte y al año siguiente ingresamos cinco personas. Allí conocí a los maestros y profesores que me inculcaron todo sobre el teatro”, recordó.
 
Graziano, quien ha tenido la chance de dirigir a grandes exponentes de la actuación como Alfredo Alcón, Osvaldo Miranda, Lolita Torres, Mirta Busnelli, entre muchos otros, repasó grandes anécdotas de su carrera, aunque destacó una en particular.
 
“Hay un lugar muy especial: el Taller de Garibaldi en La Boca. Se trata de una vieja carpintería a la que convertimos en teatro e hicimos obras como Romeo y Julieta, Sueño de una Noche o El burgués. Por eso me dieron el premio Molieré y por ese galardón fuimos a Europa a trabajar. Yo no quería ir a hacer turismo, así que llevamos el teatro Argentino a Inglaterra, Francia, Espala e Italia”, dijo con añoranza.
 
Finalmente, el maestro de actores destacó: “El premio está en que la gente sea consecuente con uno para poder decir ‘todavía estoy vital, puedo dar y ejercer’.”
 
Para no perder la costumbre, eligió una metáfora teatral para describir este momento: “Estoy en el tercer acto de esta obra que se llama “Mi vida” y estoy haciendo de vuelta lo que hacía cuando era chico; barrer, ordenar el escenario, recibir a la gente y eso es lo que me mantiene vital.”
 
“En estos momentos de tanta convulsión, es importante que la gente encuentre un espacio de tranquilidad en el teatro.”, concluyó.
 
 
La obra “La resolución” del grupo ATAFI se presenta en el Teatro Actor Studio (Díaz Vélez 3842) los sábados a las 19.30 con entrada gratuita (colaboración a la gorra).
 

Escuchá "Claseficados" los martes de 17 a 18 hs. por www.arinfo.com.ar

Seguinos en Twitter:  https://twitter.com/#!/RadioArinfo


 
Comentarios
Enviá tu Comentario