“Chile está centrado en una visión mercantilista de la educación”

Camila Vallejo, dirigente estudiantil del país trasandino, dialogó acerca de su lucha por la educación pública.



Por el aire de “Ríos de tinta” pasó la Vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y habló acerca de sus reclamos vigentes por modificar el sistema educativo chileno.
 
“Nosotros desde un principio hemos dicho que no queremos ser calco y copia de los modelos de otros países. Recogemos experiencias, fracasos y aciertos de los distintos sistemas educacionales en Latinoamérica, Europa y el mundo, pero creemos que Chile tiene que construir su propio modelo de educación” explicó Vallejo y agregó: “Hoy la pugna es entre entender a la educación como bien de consumo o como derecho universal que represente la antesala a la construcción de una democracia plena. Hoy Chile no cumple con eso y está centrado en una visión mercantilista de la educación, el derecho queda en un segundo plano y se pone como prioridad la libertad de empresa.”.
 
Durante su visita a nuestro país, la dirigente estudiantil aprovechó para pasar por la sede de CTERA y por la carpa docente que se levantó en repudio al cierre de cursos ordenado desde el Gobierno de la Ciudad. “En Argentina se comprende a la educación como un derecho universal y el acceso irrestricto es muestra de esto, pero también hay que ver los contenidos y cómo se entiende la calidad de la educación.”, analizó.
 
El 2011 fue el año en que se visibilizaron las demandas del movimiento estudiantil chileno, en relación a esto la líder de esas movilizaciones declaró: “No podemos detener la lucha porque no hemos tenido respuesta a nuestras demandas, que hoy tienen un respaldo de más del 80% de la población chilena. Se trata de pedidos justos, legítimos y necesarios. Desde el movimiento buscamos una educación gratuita, democrática y de calidad para todos los estudiantes sin distinción de región, estrato socioeconómico, cultura o religión. El gobierno ha maquillado al modelo existente pero no ha cambiado la estructura del sistema educacional.”.
 
Respecto a las enseñanzas que esta fuerte movilización a dejado en el movimiento estudiantil chileno, Vallejo destacó: “El 2001 fue una gran escuela, un gran momento de educación para el movimiento. Aprendimos que tenemos que hacer cambios en el sistema político y económico para modificar el educacional. Hay que hacer también una profunda reforma tributaria, por eso nuestro movimiento dejó de ser solo gremial para convertirse en un movimiento con apuesta y propuestas políticas de transformación, involucrándose de esta forma con demandas más estructurales.”. Asimismo, afirmó: “No podemos ser ajenos a la situación de muchos pobladores y trabajadores en cuanto a sus condiciones laborales, al acceso a la salud, a las desigualdades económicas. Hay que generar una plataforma mayor, más transversal de unificación entre estudiantes y trabajadores por una apuesta política transformadora. Esto es lo que está en debate y discusión ahora.”


 
Comentarios
Enviá tu Comentario